Sangriento atentado en mezquita de Pakistán

Mundo

Karachi, Pakistán (AFP) - Al menos 15 personas murieron y 35 resultaron heridas en la explosión de una bomba de fuerte potencia ayer, en el interior de una mezquita chiita de Karachi, sur de Pakistán.

«Unas 15 personas han muerto y 35 están heridas», dijo el jefe de la operación policial Tariq Jamil. Entre los muertos se encuentra un niño de 10 años, según la policía. Los muertos y los heridos, algunos en estado muy grave, fueron trasladados a varios hospitales de la ciudad.

La explosión se produjo en el momento en que decenas de fieles asistían a la oración de la noche en la mezquita situada cerca del barrio donde un influyente clérigo sunnita fue asesinado el domingo, lo que hace temer una nueva ola de violencia interreligiosa.

La explosión fue tan fuerte que causó grietas en el domo de cemento de la mezquita.

Mohammed Jamil, uno de los fieles, dijo que había visto a un hombre bajarse de un coche y lanzar algo al interior del templo.

• Reacción

Después de la explosión, una muchedumbre furiosa se congregó en el exterior. Algunos quemaron una estación de servicio y se enzarzaron en un tiroteo con la policía. La mezquita blanco del atentado está situada a un kilómetro de donde el religioso sunnita fue asesinado por desconocidos que acribillaron el vehículo donde viajaba, hiriendo a su hijo y a su chofer. Esta ciudad portuaria de 14 millones de habitantes, situada en la costa sur del país, está siendo centro de la violencia desde el 7 de mayo, cuando un suicida se hizo saltar por los aires en una mezquita chiita matando a 23 fieles e hiriendo al menos a 100 más.

Dejá tu comentario