Temor en Inglaterra por nuevo "Jack el Destripador"

Mundo

La policía británica multiplicó el miércoles sus esfuerzos en busca de indicios que le permitan capturar al asesino de cinco mujeres cerca de Ipswich, que era hasta hace pocos días un tranquilo pueblo del este de Inglaterra y ahora vive aterrorizado.

Mientras los equipos forenses siguen registrando el lugar donde dos nuevos cadáveres fueron hallados el martes, el jefe de la policía del condado de Suffolk, Stewart Gull, declaró el miércoles que "espera lo peor" en este macabro caso, donde ya son cinco las mujeres asesinadas.

El jefe policial indicó que es "probable" que las dos mujeres cuyos cuerpos desnudos fueron hallados el martes en un camino de tierra cerca de Levington, a unos 8 km de Ipswich, fueran las dos prostitutas que habían desaparecido desde hace unos días.

Mientras, el dominical News of the World, el más vendido en Gran Bretaña, ofreció el miércoles una recompensa de 250.000 libras (450.000 dólares, unos 350.000 euros) a quien proporcione informaciones que permitan la captura del asesino de cinco mujeres en Ipswich, este de Inglaterra.

"La recompensa es para informaciones que desemboquen directamente en el arresto y sentencia de la persona, o personas, responsables de los asesinatos de las prostitutas de Ipswich", precisó el dominical, cuyo dueño es Rupert Murdoch y que tiene una tirada de más de tres millones de ejemplares.

"Es al parecer la mayor recompensa que haya sido ofrecida nunca" para hallar a un asesino", indicó en una rueda de prensa el jefe de la policía de Suffolk.

Reiteró su "temor" de que los cuerpos desnudos hallados el martes fueran los de Paula Clennell, una prostituta de 24 años, y Annette Nicholls, de 29, que habían sido dadas como desaparecidas desde hace varios días.

En los últimos diez días, la policía descubrió los cuerpos desnudos de tres prostitutas: Gemma Adams, de 25 años, y Tania Nicol, de 19, halladas en un riachuelo cerca de Ipswich, y el de Anneli Alderton, de 24 años, que fue ahorcada y cuyo cadáver fue encontrado el domingo en un bosque en las proximidades de Ipswich.

"Hay similitudes impresionantes entre las cinco" muertes, subrayó Gull, lo que fortalece las sospechas de que se trate de una asesino en serie, como "Jack el Destripador", que mató a cinco mujeres hace 118 años, y que jamás fue capturado ni identificado por la policía.

Gull indicó que la policía de Suffolk se quedó anonadada tras el hallazgo de otros dos cadáveres el martes. "Estaba en una reunión con otros responsables policiales cuando recibí la noticia. Hubo un silencio total. Fueron noticias trágicas, desesperadas. Ahora temo lo peor", dijo Gull.

El jefe policial indicó en la rueda de prensa que la policía ha recibido 2.199 llamadas del público entre las 6H00 y 23H00 GMT del martes, para ayudar en la investigación sobre los asesinatos de cinco mujeres.

"Nuestra tarea ahora es pasar por el tamiz este inmenso volumen de información para priorizar nuesta búsqueda", agregó Gull.

Por su parte, el primer ministro británico Tony Blair prometió el miércoles su total apoyo a la policía de Suffolk.

"Haremos todo lo posible para apoyar a la policía" en su investigación de los "horribles" asesinatos de cinco mujeres en Ipswich, declaró Blair en la sesión semanal de preguntas en el Parlamento.

El líder de los conservadores, David Cameron, expresó también en el Parlamento su apoyo a la policía que investiga los asesinatos. "Todos queremos que ese monstruo sea capturado y puesto detrás de rejas", declaró Cameron.

El padre de una de las víctimas, Paula, llamó a la policía a darse prisa para capturar al asesino.

"Sólo puedo decir que Paula era una chica maravillosa, que cuidaba de todo el mundo, era una chica feliz", declaró Brian Clennell.

Dejá tu comentario