Tras desalojo, Policía filtró el regreso de "indignados" de Wall Street

Mundo

La Policía de Nueva York reabrió anoche las puertas del parque Zuccotti, en el barrio financiero, y permitió a los manifestantes del movimiento `Occupy Wall Street` que no llevaban carpas o comida en abundancia la entrada al mismo. Las medidas fueron tomadas en un intento de evitar que los activistas reinstalen su campamento en el lugar.

Un juez de Nueva York dictó una orden el martes por la que autorizó a los manifestantes del movimiento a volver a tomar el parque horas después de que la Policía neoyorquina los desalojara por la fuerza y desmantelara su campamento en este céntrico emplazamiento.

La orden de la jueza del Tribunal Supremo de Nueva York, Lucy Billings, permite a los manifestantes que vuelvan a desplegar sus tiendas en este parque privado, en el que comenzó el movimiento global `Occupy Wall Street`.

Sin embargo, el juez Michael Stallman resolvió que los activistas del movimiento pueden volver al parque pero no están autorizados a levantar de nuevo el campamento. Stallman aseguró que las autoridades están en su derecho de impedir a los manifestantes que instalen tiendas, lonas y otras infraestructuras en la zona.

La Policía procedió entonces a abrir las puertas, justo después del atardecer, y permitió la entrada al mismo a la multitud que rodeaba el parque en fila de uno en uno.

Entrando de uno en uno, un total de 750 personas consiguieron acceder al interior, pese a que a aquellos que llevaban mochilas o grandes cantidades de comida les fue negada la entrada. La asamblea general que se celebró posteriormente se centró en asuntos logísticos, como dónde podrían comer y dormir los manifestantes.

Dejá tu comentario