Tregua y crítica del Supremo a Bolsonaro

Mundo

Brasilia - El juez del Supremo Tribunal Federal (STF), Celso de Mello, archivó una petición de partidos de izquierda para incautar el teléfono celular del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en el marco de una investigación para determinar si intentó intervenir la Policía Federal para entorpecer investigaciones contra su familia.

De Mello se mostró de acuerdo con una declaración realizada por el fiscal general, Augusto Aras, que indicó que depende de los fiscales solicitar la diligencia como parte de una investigación, añadiendo que los partidos no tienen legitimidad para hacerlo.

No obstante, el juez criticó a Bolsonaro por haber asegurado que no cumpliría una orden judicial que determinara la incautación de su teléfono móvil.“Una amenaza de irrespeto tan inusual sobre una eventual orden judicial que emanara de la autoridad judicial competente, que es totalmente inaceptable en la perspectiva del principio constitucional de la separación de poderes, si se acaba sustanciando, constituiría un comportamiento transgresor muy grave por parte del Presidente de la República”, dijo De Mello. La polémica arrecia cuando altas figuras del bolsonarismo, incluido el mandatario, amenazan casi a diario sobre la posibilidad de una intervención militar y de un cierre del STF.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario