Trump acusó a un sector del oficialismo de hacer fracasar su reforma de salud

Mundo

Tras retirar el último viernes el polémico proyecto de reforma del sistema de salud, al no tener los votos para su aprobación en el Congreso, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, culpó este domingo a los congresistas republicanos del ultraderechista Caucus de la Libertad, un sector dentro de la bancada oficialista en la cámara baja, de hacer fracasar la reforma de salud, que buscaba reemplazar la de su antecesor, Barack Obama.

"Los demócratas están sonriendo en (Washington) DC porque el Caucus de la Libertad, con la ayuda de (las organizaciones conservadoras) Club For Growth y Heritage, salvaron Planned Parenthood & Ocare", sentenció Trump en Twitter. El presidente se refirió así al programa de Planificación Familiar y a la reforma de salud aprobada en 2010 por Obama, bautizada en Estados Unidos como Obamacare.

Para reemplazar a esta dos políticas sociales, el flamante oficialismo republicano, de la mano de Trump, presentó hace unas semanas en el Congreso dos proyectos de ley, que fundamentalmente pretenden generar un sistema de créditos fiscales para incentivar a la gente a comprar seguros médicos, y eximir a las empresas de tener que ofrecer una alternativa de cobertura a sus empleados.

Además, los proyectos de ley presentados por el oficialismo republicano no incluyen ninguna estimación de cuánto costará la nueva reforma de salud, ni aclaran cuánta gente perdería la cobertura que obtuvo gracias a Obamacare, lo que ya generó críticas de varios líderes demócratas, mientras que algunos republicanos temen que los textos sean apenas una versión lavada de la anterior reforma.

Estos proyectos eran resistidos por la oposición demócrata, por considerar que dejaban a millones de ciudadanos otra vez sin cobertura médica, pero también por el ala más conservadora del Partido Republicano, por estimar que la iniciativa apoyada por la Casa Blanca no recortaba lo suficiente el sistema establecido por Obama.

Pese a que Trump pidió este fin de semana retirar los proyectos de reforma, el presidente del Caucus, Mark Meadows, aseguró este domingo a la prensa que este fracaso inicial "no es el fin del debate" y reafirmó que Trump sigue siendo "el jugador más valioso" en los esfuerzos de los republicanos para desmantelar y eliminar completamente Obamacare, según una entrevista con la cadena ABC.

La Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO), un organismo no partidista, calculó que el plan republicano, ahora retirado, hubiese dejado sin seguro médico a 14 millones de personas en 2018 y a 24 millones dentro de una década. Además, el órgano estatal estimó que el proyecto de reforma oficialista hubiese implicado un ajuste de 150.000 millones de dólares en diez años.

Dejá tu comentario