Trump amenaza a los estados y redobla su campaña contra el voto por correo en noviembre

Mundo

Washington - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó ayer con llevar a la Justicia a las autoridades del estado de Nevada por aprobar el voto por correo general para las próximas elecciones de noviembre, un sistema que el mandatario vincula sin pruebas a un posible fraude y que la oposición analiza para evitar una nueva ola de contagios de coronavirus.

Nevada, con frontera con California y Arizona -dos de los principales brotes de coronavirus del momento-, aprobó el domingo promulgar el sistema de voto por correo que garantizará que todos los ciudadanos empadronados reciban las boletas en sus domicilios y luego puedan emitir su voto de manera presencial, el 3 de noviembre, o enviarlo de vuelta por correo.

El estado no es uno de los que tienen más casos -51.200- o más muertos -847-; sin embargo, ante el potencial de un posible rebrote o una segunda ola en el invierno estadounidense, el Congreso y el gobernador, el demócrata Steve Sisolak, no duraron en aprobar rápidamente este sistema que ya existe en otros siete estados.

La decisión de Nevada desató de inmediato la reacción de Trump, quien la semana pasada volvió a denunciar a este sistema de votación como posible causal de fraude -pese a que existe hace décadas y no ha enfrentado problemas significativos en el pasado- y hasta llegó a sugerir una postergación de los comicios para enfrentar los riesgos de la pandemia.

“En un golpe ilegal llevado a cabo por la noche, el gobernador de Nevada ha hecho imposible que los republicanos ganen en el estado. El servicio de correo postal jamás podrá gestionar el gran número de votos por correo sin una preparación previa”, sentenció el mandatario en Twitter. Y agregó: “¡Nos veremos en los tribunales!”.

Igual de molesta se mostró la presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, quien acusó a la mayoría demócrata en el Congreso de Nevada y al gobernador de estar tratando de “hacerse con los comicios mediante una votación masiva por correo”.

“Los demócratas quieren usar la pandemia para destruir la integridad electoral”, denunció la dirigente, según el canal Fox News, citada por la agencia de noticias DPA.

Tanto las autoridades de Nevada como el Partido Demócrata sostienen que el sistema de votación por correo ha existido hace años y nunca provocó cuestionamientos significativos como para poner en duda un resultado electoral, ni local ni federal.

Pero la republicana Kim Wyman, secretaria de Washington, uno de los pocos estados que votan casi por completo por correo dijo que la posición del presidente destruye la confianza de la gente en el proceso. Asimismo, dijo que necesitamos asegurarnos de que estamos inspirando confianza en el público de que esta es una elección justa. Y la forma de hacerlo es equilibrando el acceso y la seguridad.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario