Francia y Alemania proponen a la UE un rescate de 500.000 millones de euros

Mundo

La ayuda irá a los países más afectados por el coronavirus. El monto es mucho menor a los fondos pedimos la Comisión Europea, que estaría autorizada a tomar deuda.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, propusieron el lunes un plan de reactivación para la Unión Europa (UE) de 500.000 millones de euros para aliviar el impacto económico del coronavirus, que hundió a la zona euro en una recesión histórica.

"Para apoyar la recuperación sostenible que restablezca y refuerce el crecimiento en la UE, Alemania y Francia apoyan la creación de un fondo de reactivación ambicioso, temporal y enfocado" en el marco del próximo presupuesto de la UE, dotado con "500.000 millones de euros", subraya una declaración conjunta.

"Es necesario un esfuerzo colosal, y Francia y Alemania están dispuestos a hacerlo", subrayó Merkel en la conferencia de prensa telemática tras una reunión de trabajo por videollamada con Macron.

Élysée on Twitter

"Se trata de una crisis inédita que requiere una respuesta europea", expresó posteriormente el mandatario francés.

La propuesta de Francia y Alemania para crear un fondo de 500.000 millones de euros se queda lejos del plan de alrededor de 1,5 billones que planteaba la Comisión Europea (CE, órgano ejecutivo de la UE), pero Macron y Merkel proponen que sea dirigido a las capitales a través de transferencias directas y no incluya préstamos a devolver, algo que sí contempla Bruselas.

El plan conjunto de las dos principales economías de la zona euro al resto de los socios de la UE recoge también la emisión de deuda europea por parte de la Comisión. El dinero captado en los mercados se trasferiría a los Estados miembros a través del presupuesto del bloque (MFF, por sus siglas en inglés) con un especial énfasis en acelerar las transiciones ecológica y digital.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, celebró la propuesta de Francia y Alemania, que "reconoce el alcance y el tamaño del desafío económico al que se enfrenta Europa y pone el énfasis en la necesidad de trabajar en una solución con el presupuesto europeo en su núcleo".

"Va en la dirección de la propuesta en la que está trabajando la Comisión, que también tendrá en cuenta las opiniones de todos los Estados miembros y de la Eurocámara", agregó en un comunicado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario