Un alienado puso en riesgo al Papa

Mundo

Ciudad del Vaticano (AFP, Reuters, EFE) - Un desequilibrado mental trató de subirse ayer al papamóvil de Benedicto XVI en la plaza de San Pedro y fue rápidamente reducido por la seguridad, un incidente menor que, no obstante, recordó las circunstancias del atentado contra Juan Pablo II en 1981.

El hombre es «un desequilibrado» de 27 años, y alemán como el Papa, según el Vaticano, que tras pasar un interrogatorio y un control médico fue internado en un hospital psiquiátrico -en «una estructura especial protegida», según la fuente-.

  • Intención

    El asaltante «no quería atentar contra la vida» de Benedicto XVI, sino «llamar la atención», dijo el padre Federico Lombardi, director del servicio de prensa del Vaticano.

    El hecho pasó inadvertido para la mayoría de los congregados y también para el propio Papa, que daba la vuelta a la plaza de San Pedro al principio de su audiencia general de los miércoles, que tiene lugar a las

    10.30 hora local, antes de dirigir su mensaje a los fieles. Después del atentando cometido por el terrorista turco Mehmet Ali Agca, quienes acuden a esos encuentros tienen que pasar por un control de seguridad. Según precisó ayer el Vaticano, un hombre armado no podría entrar en el recinto. De complexión más bien corpulenta y vestido con pantalón corto, camiseta y gorra, el joven saltó la barrera de seguridadque mantiene a distancia a la multitud en el sinuoso recorrido del papamóvil en la plaza de San Pedro e intentó subirse a la parte de atrás del auto descubierto.

    En ese momento fue reducido por varios miembros del servicio de orden vaticano, entre ellos guardaespaldas de la Guardia Suiza papal vestidos de civil, que lo agarraron cuando todavía estaba alzándose sobre las vallas y lo tiraron al suelo. Antes de su internamiento, lo llevaron ante el juez único del pequeño Estado, Gianluigi Marrone, precisó el Vaticano.

    Benedicto XVI, que como es costumbre en esos desplazamientos iba de pie, siguió saludando normalmente a los peregrinos.

    Se trata del primer incidente de este tipo desde el inicio de su pontificado, el 19 de abril de 2005.

  • Recuerdo

    Aunque lo ocurrido ayer no pasó de una anécdota, el hecho recordó el atentado que sufrió su predecesor, Juan Pablo II, en la misma plaza de San Pedro hace 26 años.

    El 13 de mayo de 1981, concretamente, el papa polaco fue alcanzado por un disparo del turco Ali Agca, que lo hirió de gravedad cuando iba a bordo de un coche descubierto en su multitudinaria audiencia general. El mes pasado, el Vaticano colocó una placa de mármol conmemorativa en la parte derecha de la plaza, donde ocurrieron los hechos.

    El 25 de enero de 1989, otro joven, el inglés Joseph Mc Govern, de 23 años, también intentó abalanzarse sobre Juan Pablo II mientras gritaba que era «el hijo de Dios».
  • Dejá tu comentario