Con bloqueo chavista, disidente asumió presidencia del Parlamento pero en paralelo Guaidó se adjudicó la reelección

Mundo

Luis Parra, separado del bloque antichavista por un caso de corrupción, juró como titular de la Asamblea Nacional. Las fuerzas de seguridad no dejaron ingresar al edificio al autoproclamado mandatario venezolano. Guaidó convocó a una sesión paralela en las instalaciones del diario El Nacional donde sostuvo que fue ratificado en su cargo de presidente interino.

El asambleísta Luis Parra, perteneciente al partido Primero Justicia (PJ) pero separado de la alianza opositora que lidera el autoproclamado presidente venezolano Juan Guaidó por un caso de corrupción, fue elegido este domingo como titular de la Asamblea Nacional (AN) gracias al apoyo de los legisladores chavistas. Guaidó realizó acto paralelo y se adjudicó la reelección al frente del cuerpo legislativo.

NTN24 on Twitter

"Queremos volver a la Constitución, a ese pueblo que hoy esperaba un mensaje distinto le decimos no lo vamos a defraudar y vamos a seguir buscando el encuentro y reconciliación", dijo Parra quien empleó un megáfono en el recinto para dar su discurso en medio de la agitación y los gritos de congresistas opositores que se encontraban dentro. Convocó, además, a la primera sesión ordinaria del año para el martes.

Video de Guaidó.mp4

El momento en que le conceden el ingreso a Juan Guaidó pero opta por no ingresar.

Parra fue elegido a mano alzada, sin un conteo de los votos, con Guaidó ausente de la sesión y sin que se alcanzara el quórum ya que varios diputados no pudieron ingresar a la sede de la AN porque la policía se los impidió. Parra aseguró a la prensa que la sesión contó con 140 diputados y que 81 aprobaron su postulación, presentada apenas unas horas antes por otro legislador opositor que marcó distancia con Guaidó, José Brito. El congresista chavista Pedro Carreño, no obstante, aseguró a la AFP que fueron 84 votos, mayoría simple en la cámara.

TVVenezuela Noticias on Twitter

En las redes sociales, el autoproclamado presidente de Venezuela -reconocido por 60 países- denunció un "golpe de Estado" del chavismo y los opositores disidentes. Imágenes lo mostraron tratando de trepar las rejas del perímetro del congreso para ingresar, aunque sin éxito, pese a que estaba habilitado para acceder a la Asamblea.

Luego de la proclamación de Parra, que tildó de "show burdo", Guaidó llamó a una sesión a diputados opositores en las instalaciones de El Nacional, un medio de comunicación crítico de Maduro, y allí fue ratificado.

Primero Justicia on Twitter

"Sin voto ni quórum reglamentario, diputados del PSUV y la fracción corrupta Clap juramenta falsa directiva", denunció la presidencia de la Asamblea liderada por Guaidó en un comunicado.

Primero Justicia on Twitter

"Guaidó llevó al país a un callejón sin salida. Le pidió a nuestro pueblo estar en la calle y en cada uno de esos eventos la frustración carcomió su espíritu de lucha. Hoy vemos en la calle frustración y agotamiento", dijo Parra en su discurso.

Además, exigió un cambio en la ruta. "O seguimos por el mismo camino, la misma ruta de los tres pasos que nos llevó a un punto muerto, o buscamos una nueva ruta", sostuvo.

"Ello implica un acercamiento a los factores de poder, para mejorar la calidad de vida de la gente. Guaidó: durante 2019 fuiste la esperanza, pero hoy eres la mayor decepción. Eres el pasado", sentenció Parra.

Esta jornada era un momento clave para Guaidó, de 36 años, quien intenta reimpulsar su liderazgo opositor con la reelección como jefe del parlamento, cargo desde el cual reclamó el 23 de enero del año pasado la presidencia encargada de Venezuela.

Juan Guaidó on Twitter

La oposición ganó 112 de 167 escaños en las elecciones legislativas de 2015, pero ha sufrido divisiones y, además, una treintena de legisladores se exiliaron o se refugiaron en sedes diplomáticas por procesos judiciales. Guaidó denuncia a la vez "sobornos" a diputados para ponerlos en su contra.

Parra fue acusado de haber cabildeado ante autoridades de Colombia y Estados Unidos para librar de responsabilidad al empresario colombiano Carlos Lizcano en casos de presuntos sobreprecios en la importación de alimentos para el gobierno de Nicolás Maduro. Después de esa denuncia, Guaidó los separó de la coalición antichavista.

La aceptación popular de Guaidó, según la encuestadora Datanálisis, cayó a 38,9% en diciembre después de llegar a 63% cuando se autojuramentó presidente ante una multitud en una plaza.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario