Rusia y China refuerzan su apoyo a Maduro y advierten sobre "baño de sangre"

Mundo

Rusia y China salieron a respaldar de forma contundente al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, luego de que el líder opositor venezolano, Juan Guaidó, se declarara mandatario interino y tras una jornada de movilizaciones a favor y en contra del gobierno.

Moscú criticó lo que considera injerencia en asuntos internos de Venezuela, al referirse a algunas reacciones internacionales a los acontecimientos en este país, que pueden abrir la vía al caos y a un "baño de sangre".

"Una injerencia extranjera destructora (...) es inaceptable. Ello es una vía directa hacia la anarquía y el baño de sangre", dijo el ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado.

"Vemos en las acciones descaradas de Washington una nueva demostración de la ignorancia total de normas y principios del derecho internacional", añade el ministerio, refiriéndose al apoyo abierto de Estados Unidos al autoproclamado presidente interino de Venezuela, el opositor Juan Guaidó.

"Exhortamos a los políticos venezolanos razonables opuestos al gobierno legítimo de Maduro, a que no se conviertan en peones de una partida de ajedrez extranjera", prosigue el comunicado.

Por su lado el Kremlin aseguró este mismo jueves que Maduro es el "presidente legítimo" de Venezuela, y denunció la "usurpación del poder" por parte de la oposición.

Al mismo tiempo, China expresó un contundente apoyo al gobierno de Maduro y censuró la "intrusión en asuntos internos" por parte de EEUU.

"China apoya los esfuerzos del gobierno de Venezuela para mantener su soberanía, independencia y estabilidad", afirmó en rueda de prensa la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying.

"El 10 de enero, China y muchos otros países y organizaciones internacionales enviaron representantes a la ceremonia de toma de posesión del presidente Maduro", apuntó en respuesta a una pregunta sobre si Beijing sigue respaldando al gobernante venezolano.

Además, Hua destacó que su país "se opone a la interferencia en los asuntos internos de Venezuela" y deseó que la comunidad internacional haga "esfuerzos en este sentido" para poner fin a la misma.

Hua dijo que China tiene interés en que "las partes en Venezuela procedan en el interés fundamental de la nación y del pueblo bajo las premisas del respeto a la Constitución para resolver las diferencias políticas a través del diálogo y las consultas".

También el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, le expresó su respaldo a su par venezolano en una llamada telefónica: "Hermano Maduro, resiste, estamos a tu lado".

Lo refirió en Twitter el portavoz del mandatario turco, Ibrahim Kalin, compartiendo el hashtag #WeAreMADURO(Somos Maduro).

"Bajo el liderazgo de nuestro presidente Erdogan, Turquía mantendrá su posición de principio contra todos los intentos de golpe de Estado", agregó Kalin.

En los últimos años, las relaciones entre Ankara y Caracas se fortalecieron con repetidas visitas de Maduro a Turquía y un intercambio comercial que superó los u$s 1.000 millones.

El mes pasado Erdogan fue el primer presidente turco en visitar Caracas.

Estados Unidos y otros países del continente, entre ellos Argentina, Canadá, Brasil, Colombia, Panamá, Perú, Ecuador, Costa Rica, Guatemala y Paraguay han expresado su apoyo a Guaidó mientras que México, Uruguay, Bolivia, Cuba, Nicaragua, República Dominicana apoyan a Maduro.

Por su parte, la Unión Europea (UE) expresó su "total apoyo" a la Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría opositora, como la institución elegida democráticamente en Venezuela y apostó por la convocatoria inmediata de elecciones "creíbles".

Maduro, en el poder desde 2013, fue reelecto en mayo pasado en unos comicios que fueron boicoteados por la oposición, que además desconoció los resultados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario