20 de febrero 2004 - 00:00

Wall Street se vuelca a favor de George W. Bush

Wall Street se vuelca a favor de George W. Bush
NuevaYork (AFP) - La comunidad financiera estadounidense, ampliamente republicana, brinda un débil respaldo a John Kerry, el demócrata con más chances de ser candidato a presidente, pero éste recibió ayer el respaldo del poderoso aparato sindical.

«Wall Street está claramente a favor de Bush», afirma Peter Cardillo, del agente de Bolsa SW Bach.

«Los republicanos tienen un mejor tanteador en Wall Street que los demócratas, pero los candidatos de los dos partidos recibieron contribuciones de parte de los inversores»,
matizó Thomas Mann, especialista en financiamiento de campañas políticas del Brookings Institute, un centro de análisis de Washington. «Algunas empresas, como Goldman Sachs, apoyan generalmente al candidato demócrata», destacó.

«Wall Street siempre tuvo una inclinación hacia el partido republicano y para cualquiera que baje los impuestos. Bush tiene claramente la ventaja gracias a su política fiscal», consideró Hugh Johnson, del First Albany Bank. El gobierno de Bush decidió reducciones de impuestos de alrededor de 1.700 millones de dólares hasta el año 2011. Además, Kerry dio a entender que podría anular una parte de esas bajas de impuestos.

Las cifras son testimonio de la ventaja del candidato republicano en Wall Street.

Según el Center for Responsive Politics (CRP), organización no partidaria que estudia el financiamiento de los partidos políticos, la comunidad financiera contribuyó con 1,09 millón de dólares a la campaña de John Kerry, 4% del total de su campaña, evaluada en 28 millones de dólares al 31 de enero (incluso si Thomas-Mann considera que se acerca más bien a los 40 millones actualmente).

John Edwards
, el último de los otros candidatos demócratas que sigue en la puja, sólo obtuvo 350.000 dólares en Wall Street (para un presupuesto de 14 millones).

•Donantes

Las cifras son muy inferiores al capital del que dispone George Bush: 133 millones de dólares, de los cuales 4,82 millones son donados por la comunidad financiera. Entre los 10 mayores donantes de Bush figuran ocho grandes bancos, con Merrill Lynch a la cabeza, cuyos empleados entregaron colectivamente 432.000 dólares (las organizaciones no tienen derecho a apoyar partidos políticos, sólo sus empleados pueden hacer donaciones). Comparativamente, entre los 10 más importantes donantes de John Kerry, sólo figuran dos grandes bancos, Citigroup (72.000 dólares) y Goldman Sachs (63.000 dólares).

Kerry ayer obtuvo el respaldo de la poderosaconfederación sindical AFL-CIO frente a John Edwards, el ascendente número dos sureño con quien definirá la candidatura presidencial en el esperado «supermartes» del 2 de marzo.


El presidente de la AFL-CIO, John Sweeney, halló en el senador de Massachusetts la música antitratados de libre comercio que complace a sus oídos, dijo al denunciar la pérdida de empleos que «hoy sabemos que llegó el momento de unirnos detrás de un hombre, un líder, un candidato» (ver nota de página 17). La organización tiene 64 gremios y 13 millones de afiliados.

Dejá tu comentario

Te puede interesar