Elecciones PASO 2021: el FdT perdió terreno en casi todos los distritos y se complica en la Legislatura bonaerense

Nacional

El oficialismo cayó en distritos claves y bajó el piso en el conurbano profundo. De seguir la tendencia de la votación seccional, el gobernador Axel Kicillof no solo perdería el Senado sino que también se complicaría en Diputados.

Más allá de las elecciones nacionales, la otra gran puja bonaerense se dio en los municipios. Y, sin dudas, el Frente de Todos anotó en su haber una dura derrota comunal. Es que el peronismo unido perdió terreno en casi todos los distritos e, incluso, quedó mal orientado rumbo al 2023.

Poco antes de las 21 fueron varios los voceros de los intendentes pertenecientes a Juntos que buscaron validar la información propia con la que hasta el momento se había dado a conocer por medio de sondeos. La confirmación no tardó en llegar. Los candidatos locales de Juntos subieron los números en casi todos los distritos. Incluso en aquellos del Conurbano profundo donde la tendencia siempre va para el lado del peronismo.

En el Conurbano, la sumatoria de votos entre el PRO y la UCR consiguió grandes resultados en varios municipios de la Primera Sección como Morón, Hurlingham, San Martín, Ituzaingó y Tigre donde se colocaron en primer lugar.

Pero, a la vez, lograron subir el piso en casi todos los distritos de la tercera sección. Aquí, sin dudas, el Frente de Todos obtuvo su golpe más duro. En Avellaneda, Berazategui y Lomas de Zamora el oficialismo ganó por una diferencia muy corta para lo que está acostumbrado. Incluso en Quilmes, cayó por un 7 por ciento de los votos.

En aquellos distritos donde Juntos es gobierno la diferencia a favor de los oficialismos fue contundente. San Isidro y Vicente López fueron cruciales para subir los números seccionales de la primera. Allí los candidatos de Jorge Macri y Gustavo Posse pasaron en 55 por ciento.

Donde se dio una elección inesperada fue en Lanús. Ambos frentes con el 40 por cientos de los votos en un empate que se definirá entre el candidato del jefe comunal Néstor Grindetti y el aspirante de la oposición, Julián Álvarez.

Voto interior

Juntos también marcó una fuerte tendencia a favor en los distritos donde es cabecera de sección, las ciudades más importantes del interior. En San Nicolás, Junín, Mar del Plata, Bahía Blanca, Olavarría y La Plata, la unión entre el PRO y la UCR lograron buenas diferencias que, de cara a una elección general, parecen irremontables. El radicalismo se consolidó como fuerza del interior bonaerense al imponerse en todos los distritos donde es gobierno.

Además, el Frente de Todos perdió en buena parte de los distritos del interior donde gobierna.

Otro dato que dejó la elección fue que, en contra a lo que sucedió en buena parte de la Provincia, el candidato del intendente Martín Yeza en Pinamar, perdió ante la sumatoria de las listas opositoras.

Legislatura en jaque

De confirmarse la elección que se dio en las PASO, el gobernador Axel Kicillof enfrentará un gran problema de cara a la segunda mitad de su mandato ya que no solo no podrá recuperar el control del Senado sino que además podría complicarse la situación en la Cámara baja bonaerense. Algo inesperado que, en concreto, dificultaría la gobernabilidad del mandatario provincial y que lo dejaría en una situación complicada de cara al 2023.

Dejá tu comentario