Nuevo round en la industria del vino: crean mesa anti COVIAR

Negocios

El anuncio se produce horas antes de la celebración del tradicional desayuno anual que organiza la Corporación Vitivinícola Argentina. El nuevo espacio profundiza la grieta política que atraviesa el sector.

Hoy no es un día más para la industria vitivinícola. La provincia de Mendoza será escenario, como cada año, del tradicional desayuno que organiza la Corporación Vitivinícola Argentina. La COVIAR rendirá cuentas sobre los resultados de la gestión institucional llevada adelante durante todo el 2020 y a la vez presentará oficialmente la actualización del Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI) de cara al 2030.

Mientras esto sucede, 250 bodegas insertas en Bodegas de Argentina (entre ellas Nieto Senetiner, Luigi Bosca, Norton, Balbo, Trapiche y Catena Zapata); junto a entidades viñateras de San Juan, Mendoza y Salta, anunciaron la conformación de una Mesa Nacional Vitivinícola.

La iniciativa no tiene mensajes entre líneas. Es un claro gesto de disconformidad con los lineamientos del PEVI y las políticas llevadas a cabo por la COVIAR. “Un plan estratégico sectorial inflexible y desenfocado en sus prioridades que costó al sector 6.000 millones de pesos, combinado con la crisis económica, terminaron de expulsar de la cadena a miles de productores, con el consecuente abandono de más de 2000 viñedos (unidades productivas)”, disparó Javier Palau, presidente del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este.

“Hemos entendido que solo con la genuina representación de todos los eslabones de la cadena, generaremos un ámbito en donde podremos profundizar los diferentes problemas que esta cadena tiene y se intensifican año tras año. Es así como podremos seguir generando empleo y arraigo territorial, ayudando al desarrollo de nuestro país. Somos centenares de pymes, apostando a la inversión y el trabajo”, reza uno de los párrafos del documento fundacional de la mesa.

Según Palau, “a pesar de ser la quinta nación vitivinícola hemos perdido en los últimos 20 años una tercera parte de nuestro mercado interno. Asimismo, durante la última década nuestras exportaciones de vino, mosto, uva en fresco y pasa se han estancado. Mientras tanto, nuestros principales competidores han logrado capturar nuevos mercados internacionales, aprovechando especialmente la duplicación que ha tenido la exportación de vino a nivel mundial desde comienzos de siglo”.

“Esta dura realidad nos lleva a plantearnos a quienes entendemos la importancia del desarrollo colectivo de este sector, la urgente necesidad de sentarnos a trabajar en un espacio de intercambio y construcción plural, para redefinir paradigmas, respetando la identidad e independencia de cada cámara participante, y sobre todo con verdadero espíritu democrático. Debe quedar claro que los espacios de participación están abiertos a todos los que entiendan, desde la finca hasta la góndola, que este es el verdadero camino para una reconstrucción de la vitivinicultura”, continuó Palau.

Los objetivos de esta nueva mesa son los siguientes:

  • Generar un ámbito de discusión y de intercambio de información para que todos los eslabones de la cadena sean económicamente rentables.
  • Proponer políticas que contribuyan a la promoción del consumo del vino en el mercado interno y externo, el fomento del turismo vitivinícola, y trabajar con los gobiernos nacional y provinciales para que se instrumenten las mismas.
  • Trabajar con unidades ejecutoras independientes de todo interés para potenciar el mercado interno y externo de vinos como también la exportación de otros productos vitivinícolas como el mosto, la uva en fresco y la pasa.
  • Promover el trabajo en conjunto con Universidades, Fundaciones, y otras entidades nacionales y provinciales, que colaboren en dicha planificación.
  • Fomentar la productividad como principio guía que procure una cadena equilibrada y rentable en todos sus eslabones.
  • Diseñar propuestas para la efectiva integración entre productores e industria por intermedio del acceso al crédito de largo plazo, contratos y todos los instrumentos necesarios a tal fin.
  • Evaluar los cambios regulatorios y tributarios necesarios para un correcto funcionamiento de la cadena, y proponerlos a las autoridades pertinentes.

“Nuestro plan de trabajo será anual. Sujeto a constante revisión programada en función de diagnósticos trimestrales para la adecuación a las circunstancias que puedan darse en nuestro país. Festejamos la conformación de esta mesa, convencidos que marcará un antes y un después en el fortalecimiento institucional de nuestra cadena vitivinícola”, concluyó Palau.

Cumbre en Mendoza

Mientras tanto, bajo el título “Visión Estratégica de la Vitivinicultura Argentina”, la Corporación Vitivinícola Argentina y el Gobierno de Mendoza serán anfitriones del tradicional desayuno que esta vez, y debido a la pandemia, se transmitirá en vivo por streaming desde el canal oficial de YouTube de COVIAR. El encuentro, al que asistirán por protocolo un máximo de 250 personas, contará con la presencia de ex gobernadores de Mendoza, autoridades nacionales, provinciales y municipales, legisladores y dirigentes empresarios.

Durante el encuentro, sefirmará un convenio marco entre el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y la COVIAR donde se establece entre las partes un mecanismo de articulación para la realización de acciones que contribuyan al desarrollo y la promoción de la cadena vitivinícola. También se presentará la Guía de Sostenibilidad de la Vitivinicultura Argentina que elaboraron especialistas de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) con financiamiento COVIAR.

Dejá tu comentario