Confinamiento renueva interés por migrar de Capital al Gran Buenos Aires

Negocios

La cuarentena pone de manifiesto la importancia del contacto con la naturaleza y se multiplican las consultas de propiedades en barrios privados del conurbano y alrededores. Inversores aprovechan la brecha entre el dólar blue y el oficial.

El mercado de Real Estate es uno de los sectores más resentidos por el Covid-19 y será, según afirman los especialistas, uno de los primeros en salir de la crisis. Con muchas restricciones aún para la construcción y las inmobiliarias, un primer fenómeno se manifiesta a partir del aumento de las consultas: cada vez hay más interesados en comprar lotes o propiedades en los barrios privados del Gran Buenos Aires.

El teletrabajo llegó para quedarse

Hay dos factores que impulsan este fenómeno: uno de ellos es la necesidad de contar con jardín en la vivienda y de estar en contacto con la naturaleza; el otro, es que producto del aislamiento obligatorio y del distanciamiento social, la gente ya no tiene la necesidad de ir a trabajar a sus empresas todos los días.

Definitivamente el teletrabajo llegó para quedarse. Un efecto de contingencia inmediato de la pandemia del coronavirus fue el gran aumento del número de personas trabajando en sus casas. Aunque es imposible predecir numéricamente cuántas empresas se unirán al trabajo remoto en el futuro, entendemos que las relaciones laborales se han visto muy afectadas en este contexto y que el resultado de esto será el avance del teletrabajo”, afirma Guillermo Bracciaforte, Cofundador y COO de Workana.

teletrabajo naturaleza.jpg
Producto del aislamiento obligatorio y del distanciamiento social, la gente ya no tiene la necesidad de ir a trabajar a sus empresas todos los días.

Producto del aislamiento obligatorio y del distanciamiento social, la gente ya no tiene la necesidad de ir a trabajar a sus empresas todos los días.

“El concepto de tener un empleo dejó de ser lugar hacia dónde vamos. Despertar todos los días, pasar 2 horas en el tránsito para ir hasta la oficina, insertar la impresión digital con tolerancia máxima de 5 minutos y trabajar 8 horas consecutivas con 1 hora para almorzar dejaron de tener sentido para muchas personas”, considera Bracciaforte.

Crece el extraurbano

Para Damián Garbarini, director de DG Negocios Inmobiliarios, “las consultas de a poco asoman en el conurbano y sobre todo en el extraurbano (countries, barrios cerrados, quintas y pequeñas fracciones de chacras). Hoy estamos en un 30% de consultas en relación a antes de la pandemia. Las búsquedas se centran en tierra barata apta para la construcción de viviendas principales o segundas viviendas. También asoman los inversores que aprovechan la brecha entre el dólar blue y el oficial”.

Daniel Silva, CEO de Metrospaces desarrolladora del barrio blü Pilar, agrega que en su caso “las consultas siguen llegando, a pesar de todo, pero no hay cierres de operaciones en cuarentena. El broker no puede llevar la consulta del cliente al siguiente nivel porque es materialmente imposible organizar visitas ahora, absolutamente necesarias para formar la toma de decisión final de compra. Estas consultas se orientan especialmente a barrios cerrados, con buen acceso a la Capital Federal, con seguridad y expensas bajas, sobre todo en la zona norte, en el eje de la Autopista Panamericana”.

countrie2.jpg

"Las consultas se orientan especialmente a barrios cerrados, con buen acceso a la Capital Federal, con seguridad y expensas bajas, sobre todo en la zona norte, en el eje de la Autopista Panamericana”, aseguran los especialistas.

Conscientes del incremento del interés por las propiedades en barrios privados, Covacations Group, lanzó un nuevo producto que apunta directamente a este mercado. “Se trata de una nueva forma de adquirir y disfrutar una segunda vivienda. Es el uso fraccionado de una propiedad en countries o barrios cerrados reduciendo costos de adquisición, gastos comunes y mantenimiento, inclusive de parque y piscina. El sistema está diseñado para que cada uno de los copropietarios disponga del uso de la propiedad en forma proporcional y rotativa en las diferentes temporadas del año. Por ejemplo si son cuatro cada uno lo tiene durante tres meses en el año”, resume Enrique Rebaudengo, Socio fundador de Covacations.

Inversores y consumidores finales

Con respecto a cuál es el perfil de los interesados en la inversión inmobiliaria en estas zonas del Gran Buenos Aires, Garbarini señala que “las consultas se dividen en partes iguales entre inversores y consumidores finales. La fórmula que se observa conveniente es la de adquirir un terreno y construir. La clientela se renueva y el foco de la consulta sigue adelante con el segmento de prospecto de buen poder adquisitivo en búsqueda de oportunidades”.

countrie1.jpg
Muchos evalúan la posibilidad de cambiar sus viviendas en la ciudad por casas con espacios verdes y ya no es tanto por un tema económico sino más bien de estilo de vida.

Muchos evalúan la posibilidad de cambiar sus viviendas en la ciudad por casas con espacios verdes y ya no es tanto por un tema económico sino más bien de estilo de vida.

Silva comenta que “el principal interés viene dado por los lotes y departamentos en este tipo de urbanizaciones privadas. Muchos evalúan la posibilidad de cambiar sus viviendas en la ciudad por casas con espacios verdes y ya no es tanto por un tema económico sino más bien de estilo de vida, contacto con el verde y espacios amplios”.

En cuanto a los valores que se manejan, para Garbarini la coyuntura presenta una oportunidad única para la inversión: “si tenés ganas de construirte una casa en las afueras de la ciudad, éste es el momento. Lotes al costo o por debajo del mismo y obras entre 600/750 dólares por m2. El combo es ideal y recuerda el efecto post crisis 2001. Esto recién empieza y la pandemia no se sabe cómo impactará. A primera vista parece ser la mejor opción el combo lote más obra”, señala.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario