Estrategia tecnológica regional: presentaron el AI Latam Book 2020

Negocios

La obra no sólo es vanguardia por condensar todo lo concerniente a la IA en la región. Sus más de 100 páginas también documentan el encuentro.

El martes 2 de febrero se presentó el libro electrónico AI Latam Book 2020, que recopila la experiencia de la primera Cumbre Latinoamericana de Inteligencia Artificial, ocurrida un año antes en la sede del MIT Media Lab, en Boston, Massachusetts.

La obra no sólo es vanguardia por condensar todo lo concerniente a la IA en la región. Sus más de 100 páginas también documentan el encuentro. Es que, aunque mirado a la distancia parezca inverosímil, del 21 al 23 de enero del año pasado se reunieron en Estados Unidos más de 100 expertos latinoamericanos del sector público, privado y la sociedad civil, e intercambiaron conocimientos en materia de Gobernanza de la IA, Recursos Humanos y Educación, Infraestructura, Sector privado, Ecosistema de datos, y Regulación, ética y Derechos Humanos.

Los autores del e book, disponible sin costo en pdf en el sitio del IALAB (Laboratorio de Innovación e Inteligencia Artificial de la Facultad de Derecho, UBA), representan a las entidades más importantes de América Latina en materia de ciencia y políticas para el desarrollo.

En efecto, la obra está respaldada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), el MIT (Massachusetts Institute of Technology) y el mismo IALAB, organización cuyo protagonismo en el mapa internacional de desarrollo de IA, vale un párrafo aparte.

Antecedentes de un evento único en la historia de América Latina

Uno de los ideólogos del AI Latin American Summit 2020 fue el ingeniero mejicano Omar Costilla Reyes, del MIT. Pero la cumbre latinoamericana en la que se sentaron las bases del reciente libro había comenzado a gestarse en septiembre de 2019. En esa ocasión Costilla Reyes estuvo en Buenos Aires exponiendo en la Facultad de Derecho de la UBA (cubrió Ámbito) y se exhibieron los resultados del uso de Prometea, el primer software latinoamericano con IA para la Justicia.

Allí se forjó la relación con quien es el exponente argentino destacado a nivel mundial, en la materia: Juan Corvalán, director del IALAB. De ese encuentro surgieron las primeras ideas de lo que se convertiría en un evento de dimensiones que hoy parecen imposibles.

El crecimiento del laboratorio de la Facultad de Derecho de la UBA corrió parejo con el armado de la cumbre, al punto de que para finales de octubre del ’19 autoridades del Ministerio de Justicia español vinieron a Argentina especialmente a conocer el desarrollo de IA de la Justicia porteña, con la idea de implementarlo en España. En entrevista a Ámbito, Sofía Duarte Domínguez (Modernización) admitía su interés por Prometea y subrayaba que venían con el aval del secretario de Estado español de entonces.

Así, en enero del 2020 en el Media Lab de una de las más prestigiosas universidades tecnológicas del mundo, se desarrolló el evento en el que, más allá de Prometea, hubo espacio para el intercambio de ideas y experiencias vinculadas con las tecnologías disruptivas que trae consigo la incorporación de IA en todas las áreas de la sociedad.

De hecho, quienes asistieron afirman que fue la magnitud del encuentro presencial lo que impulsó el trabajo que continúa en el libro, y que, además, anticipa la segunda edición de la Cumbre, esta vez en formato remoto, aún sin fecha cierta.

“La posibilidad de intercambiar y armar una agenda pública latinoamericana fue fundamental en el Summit del año pasado -sostiene Mario Adaro, Juez de la Corte Suprema de Justicia de Mendoza y Líder de proyecto del IALAB- porque hay cuestiones regionales muy propias, que Europa y Estados Unidos no discuten”.

Adaro, que en la cumbre coordinó la comisión especial Inteligencia Artificial. Reglas y principios éticos junto con la abogada Cecilia Danesi, afirma que la IA en América Latina debe servir como motor de la inclusión y la cohesión social, “entendiendo que si bien hay que evitar los sesgos y las discriminaciones cuando se aplica tecnología en nuestra región, es importante dar un paso más y ver cómo la IA genera que el desarrollo y la inclusión vayan de la mano”.

Interrogantes a corto plazo

Por estos días, en Argentina entra en vigor la nueva Ley de Economía del Conocimiento, que debería plantear reglas de juego claras y favorables al desarrollo de proyectos ligados con la innovación y la ciencia aplicada en tecnologías disruptivas como la IA.

Si bien los expertos de diversos sectores sostienen que el capital humano argentino tiene la fuerza suficiente para empujar la economía y achicar históricas brechas y asimetrías locales, Colombia, Brasil y Chile son, actualmente, los países que se destacan por priorizar la investigación y aplicación de IA en sus planificaciones a mediano plazo.

La agenda regional en materia de IA es, sin dudas, un paraguas necesario para avanzar con criterio común y adecuado a la realidad latinoamericana. Resta ver si, en el complejo panorama argentino, es posible amalgamar la jerarquía de los argumentos plasmados en el AI Latam Book 2020 con el entusiasmo emprendedor y las decisiones políticas.

Dejá tu comentario