El australiano que se hizo multimillonario reciclando cartón

Negocios

Anthony Pratt es presidente de Pratt Industries, el mayor fabricante de cajas de cartón totalmente reciclado y una de las empresas de más rápido crecimiento en el mercado de embalaje corrugado del país.

Anthony Pratt es un australiano que pasó a ser millonario fabricando cajas de cartón reciclado. Actualmente es presidente de la mayor empresa privada de envasado de papel y reciclaje de los EE.UU., y una de las mayores del mundo, además de acumular una fortuna de aproximadamente u$s3.600 millones, según el listado Forbes.

“Me gusta decir que somos el segundo ‘boxer’ (un juego de palabras entre boxeador y fabricante de cajas en inglés) más grande de todos los tiempos”, declara el multimillonario australiano Anthony Pratt en referencia a la placa de bronce dedicada por Muhammad Ali que tiene en su prestigiosa fábrica de cajas en Valparaiso, Indiana (EE.UU.).

Anthony Pratt es presidente de Pratt Industries, el mayor fabricante de cajas de cartón totalmente reciclado y una de las empresas de más rápido crecimiento en el mercado de embalaje corrugado del país, que maneja 35.000 millones de dólares. Además, la compañía cuenta con cuatro fábricas de papel y varios centros de distribución y opera en más de 130 sitios a lo largo de 26 estados, incluyendo diversos poblados de México.

Básicamente el negocio se inicia recogiendo basura -periódicos y cajas, entre otros- se la recicla en nuevos envases y salva de la tala unos 50.000 árboles al día. Afirma Mark Wilde, director gerente de BMO Capital Markets: “Son el nuevo elemento que se debe tener en cuenta en la industria, es una historia extraordinaria”.

Pratt se graduó en la Universidad de Monash, Melbourne, con una Licenciatura en Economía en 1983. Años después comenzó a trabajar en Visy, un negocio familiar de envases reciclados, y se vio obligado a trasladarse a EE.UU. por la expansión de la compañía ,que actualmente se encuentra bajo la dirección de Pratt Industries.

Mientras sus competidores, debían situar sus fábricas cerca de plantaciones de árboles para acceder a madera y luego a u posterior transformación en papel, para enviarlo a las industrias cerca de las ciudades donde era convertido en cajas, Pratt ubicó sus establecimientos donde tienen más “sentido logístico”: cerca de las ciudades, que están llenas de residuos (con la consiguiente disminución de costos de transporte).

El australiano afirma “que visualiza Pratt Industries, que controla menos de 5% del mercado estadounidense” duplicando su tamaño hasta los aproximadamente u$s4.000 millones en ventas en los próximos seis años.

“Mi estrategia en Estados Unidos es: “un crecimiento constante es para siempre, creemos que la sostenibilidad es una ola que no desaparecerá pronto”, agrega.

Dejá tu comentario