8 de junio 2024 - 07:30

Quién es Chen Tianqiao, el multimillonario chino que se hizo rico con los juegos en línea y ahora es dueño de 80 mil hectáreas en Estados Unidos

Se trata de uno de los millonarios que revolucionó el mercado de entretenimiento en China, hasta el punto que modificó el modelo de negocio.

Es uno de los millonarios chinos que supo adelantarse al mercado informático.

Es uno de los millonarios chinos que supo adelantarse al mercado informático.

Chen Tianquiao es uno de los millonarios de informática que extendió su fortuna de manera internacional. El empresario consiguió su riqueza al fundar la empresa pionera de videojuegos en línea, Shanda Interactive. Su compañía llegó tener más de 460 millones de cuentas registradas y más de 1.2 millones de jugadores en cualquier hora, entre sus títulos en 2005.

El asiático se adelantó a la fiebre de los videojuegos de multijugador masivo en línea (MMO) en China. Su visión del mercado de entretenimiento virtual continuó marcando tendencias en su país. Fue uno de los impulsores del modelo de mercado freemium, de entregar juegos gratis pero que el jugador pueda comprar los mejores objetos con su dinero. Esta metodología fue adoptada por la mayoría del mercado de los juegos en línea.

Cómo hizo su fortuna Chen Tianqiao, multimillonario chino

El empresario fundó Shandai Interactive Entertainment Limited en 1999 junto a su socio Chen Danian. Su compañía se enfocó en tres productos: animaciones en línea, videojuegos en línea y comunidades virtuales. Se terminarían por asentar en esta última división y en 2001 compraron los derechos de The Legend of MIR II de la compañía surcoreana WeMade Soft por 300 mil dólares.

La adquisición de la empresa revolucionó el mercado chino de entretenimiento, a pesar que el acceso a internet del país todavía era limitado. Por eso, Shandai Interactive construyó una red de 200 mil cibercafés y estableció una venta de tarjetas de prepago para comprar tiempo de juego en 400 mil puntos de ventas.

The Legend of MIR II.Png

Tianqiao continuó licenciando juegos internacionales y, para finales del 2002, había logrado obtener ingresos por 42 millones de dólares, obteniendo 17 millones de ganancias netas. A partir de este punto, Sanda Interactive comenzó a desarrollar sus propios juegos como The World of Legends y The Sing. Su crecimiento la hizo cotizar en la bolsa estadounidense NASDAQ en 2004, cuando logró recaudar 152 millones de dólares de la oferta pública inicial.

Los siguientes pasos de la empresa de videojuegos fue expandirse en el internet de china. Adquirió el 20% de Sina.com, la que era el portal más popular de la región y operaba como una firma de publicidad en línea. También adquirió el proveedor de juegos móviles Digital-Red y el sitio de literaruta Qidian.

Sanda Interactive fue una de las impulsoras del modelo freemium en china. Ante la caída de la popularidad de sus juegos principales del momento: Magical Land, Woool y The Legend of MIR II, hicieron que sean gratis y que se tenga que pagar por los mejores artículos del juego. Esto hizo que el gasto promedio de los jugadores crezca de 30 yuanes a 55 en sólo un trimestre. Para 2007, la mayoría de títulos en china utilizaban este modelo de mercado.

Otros de los principales títulos de la empresa son: Ragnarok Online, D.O., Dungeons & Dragons Online, Bomb and Bubble, Shanda Rich Man, Three Kingdoms, GetAmped y más.

Chen Tianqiao, uno de los mayores terratenientes de Estados Unidos

El multimillonario asiático re-invirtió su fortuna en el territorio estadounidense, al punto de convertirse en uno de los mayores terratenientes del país. Tianqiao acumuló 80.127 hectáreas de tierras forestales en la región de Oregón, Estados Unidos. Sus terrenos lo posicionaron en el puesto 82 de los mayores propietarios de la Nación. Esto también lo convierte en el segundo mayor propietario extranjero en el país norteamericano, sólo detrás de la familia Irving.

El patrimonio de Chen Tianqiao en 2024

Chen Tianqiao.jpg

El terrateniente y visionario del mercado de entretenimiento online logró recaudar una fortuna de alrededor de mil millones de dólares, según la revista Forbes.

Dejá tu comentario

Te puede interesar