Elizabeth Holmes, la fundadora de Theranos, que puede ir presa por estafa

Negocios

Fue llamada "la nueva Steve Jobs" y apenas pasados los 30 años su fortuna ya ascendía a 4.500 millones de dólares. Pero su creación nunca funcionó.

Elizabeth Holmes creó su empresa Theranos Inc. a los 19 años y tuvo un éxito rotundo. Fue llamada “la nueva Steve Jobs” y apenas pasados los 30 años su fortuna ya ascendía a 4.500 millones de dólares, según Forbes. Fue considerada la multimillonaria más joven del planeta

Pero ahora podría ser condenada por estafa y enfrenta la posibilidad de estar 15 años presa, además de el pago de 800 millones de dólares en resarcimiento a los inversores defraudados en su compañía.

Elizabeth Holmes fundó y fue CEO de Theranos, una startup de biotecnológica dedicada a simplificar los análisis de laboratorio, que prometía detectar cientos de enfermedades, entre ellas el cáncer, con una gota de sangre a través de máquinas con tecnología de punta. Pero lo cierto es que nunca funcionó.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos la había declarado culpable en enero de 2022 por un cargo por conspiración y en tres por estafa por actividades fraudulentas.

Theranos fue disuelta en 2018, pero llegó a estar valuada en 10.000 millones de dólares y en 2015 daba trabajo a más de 800 empleados. Fueron algunos de ellos quienes la acusarían de estafa. Su exnovio y principal colaborador, Ramesh "Sunny" Balwani, fue condenado en julio por estafar a inversionistas y pacientes en la fallida empresa.

Holmes fue declarada en enero culpable de fraude por mentir a los inversionistas. "Cegada por la ambición", Holmes "estafó por cientos de millones de dólares a decenas de inversores" pero además "puso en peligro a los pacientes", afirmó la fiscal Stephanie Hinds, acusando a la empresaria de no asumir la responsabilidad de sus actos.

Pero los abogados de Holmes replicaron que su cliente no representa ningún peligro, no se ha beneficiado materialmente de este caso, y por tanto no merece una condena de más de un año y medio de prisión por haber fracasado en su "ambicioso proyecto".

Holmes fundó Theranos en 2003, con solo 19 años. Lo hizo con el dinero que sus padres habían reservado para su carrera universitaria, que ella decidió abandonar.

El primer nombre de la compañía fue Real-Time Cure, luego cambió a Theranos (terapia más diagnóstico: “therapy” y “diagnosis”).

En pocos años recaudó fondos de inversores de alto perfil, como los supermercados Safeway, la cadena de farmacias Walgreens, y el exsecretario de Estado estadounidense George Shultz.

También, entre los inversores y otros involucrados estaban desde el magnate Rupert Murdoch, al ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger y otro ex secretario, en este caso de Defensa durante el mandato de Donald Trump, James Mattis; el ex presidente Bill Clinton, el fundador de Oracle, Larry Ellison, y el mega millonario mexicano Carlos Slim, quienes invirtieron en Theranos.

Pero la empresa colapsó luego de un informe del diario The Wall Street Journal en 2015 que reveló que los máquinas no funcionaban como se había prometido.

Holmes había mentido sobre su desarrollo tecnológico, pero la pregunta para quienes seguían el caso era si ella sabía que el proclamado invento no funcionaba. El misterio terminó convirtiendo su vida en la miniserie The Dropout (El Abandono, en inglés), de la plataforma Star+, que obtuvo seis nominaciones al Emmy.

También la cadena HBO se hizo eco del caso, con un documental sobre las repercusiones de la estafa. Se llamó Desangrando a Silicon Valley y habla sobre el apogeo y la decadencia de Holmes y su compañía.

Temas

Dejá tu comentario