Armas Químicas: "La maldad sin objetivo es la mayor maldad"

Opiniones

En abril de 1915, durante la Primera Guerra Mundial el ejército alemán usó por primera vez, gas venenoso como arma de guerra. Han pasado más de 93 años.

Hoy tengo la esperanza que quede como una fecha histórica parala humanidad el día 7 de diciembre de 1989.

¿Por qué?. Porque ese día hace …. años, más de 120 naciones –la Argentina inclusive- firmaron en París, un tratado para abolir las armas químicas.

Recordemos que las Naciones Unidas tienen más de 180 miembros.

No pertenecen a la misma, suiza, la Santa Sede y muchos pequeños estados, aunque todos ellos fueron invitados.

Era la primera vez que se prohibía a nivel casi universal el uso de ese tipo de armas de destrucción masiva.

Este intento que recién cristalizaría ese 1989 tenía un antecedente: un protocolo que se había firmado en 1925 ¡65 años antes! en Ginebra, Suiza, por iniciativa de la famosa “Liga de las Naciones”, antecesora de “Las Naciones Unidas” Pero que quedó sólo como proyecto…

Para pasar de la palabra protocolo –que es poco más que una expresión de deseos- a la palabra tratado, que es al que estamos aludiendo, transcurrieron repito ¡casi 65 años!.

Es que “el esclarecimiento requiere mucho esfuerzo. En cambio, la oscuridad… se expande sola…”

Pero hay otro antecedente más reciente que amplió lo resuelto en París en 1989 sobre la prohibición del uso dearmas químicas.

En 1993 asistieron 143 países ya no 120 a un congreso con idéntica finalidad y resolvieron en esa ocasión que no sólo se suprimiría el uso de armas químicas. Se establecía la posibilidad de efectuar inspecciones en cualquiera de los países firmantes ante cualquier denuncia o sospecha.

Hace algunos años serealizó una inspección en Irak. Pero hay algo que me cuesta comprender. La prohibición más reciente firmada en 1993 entró en vigor 2 años después, en enero de 1995.

Además se establecían 10 años para la destrucción total de las armas químicas existentes.

¿Por qué un plazo tan extenso?. ¿Y las muertes que se produjesen en ese lapso?. ¿Serían digamos… casi legales?. En fin…

Peroaclaremos ahora, como actúan las llamadas armas químicas, denominadas la “atómica de los pobres” por su bajo costo y fácil fabricación.

Las más leves las más suaves son las llamadas neutralizantes de acción rápida y pasajera: las neutralizantes irritan la vista o afectan parcialmente la respiración. Estas dañan bastante. Pero no matan.

Otras son las denominadas incapacitantes, más dañinas, que afectan el comportamiento, intoxican y llegan hasta a paralizar al individuo afectado a veces por años.

Y las más terribles: que son las letales que afectan el tejido celular y que producen siempre en todos los casos la muerte de quien las respira, aun en dosis muy pequeñas.

Hay varias clases de estas armas letales.

Si se aspira mucho de estas, se tendrá la suerte perdón por la ironía de morir en pocos minutos.

Si la dosis es pequeña la terrible agonía puede durar 4 ó 6 horas. Daré el nombre de sólo tres de estas “Maravillas” letales que siempre matan y que ha creado el hombre: una es el cianuro de hidrógeno.

Este es un veneno que penetra por los pulmones al aspirarlo y bloquea el ingreso de oxígeno al torrente sanguíneo. Resultado final: la muerte, lo reitero. Y se uso en Alemania en los campos de concentración durante la segunda guerra mundial con el nombre de Ziklon B.

Otra arma química letal es el “Fosgone”, un gas asfixiante hecho con fósforo, que irrita los pulmones; estos se llenan de liquido y ahogan lentamente a la víctima hasta que le produce la muerte y el más famoso es el “Gas Mostaza” queocasiona terribles quemaduras masivas en ingle y axilas especialmente y afecta también a los ojos y pulmones.

Fue muy utilizado en la Primer Guerra Mundial e incluso por Irak hace pocos años en la Guerra Irak-Irán.

¿Resultado? Casi siempre la muerte, y en el mejor de los casos ceguera o invalidez.

¡Y pensar que estas armas químicas tan dañinas las crean seres humanos que ejercen la ciencia…!

Todo esto me hace pensar que mientras la ciencia avanza, el hombre retrocede… ¿La ciencia? ¿científicos?. ¿O solamente hombres fríos que crearon torturas refinadas?.

¡Parecería Sres. oy. que sólo los humanos pueden ser tan... inhumanos…!

Quizá, con el devenir de los tiempos celebremos, no sólo la desaparición de las armas químicas sino la supresión de las guerras. Porque las guerras no matan solamente hombres.

Y como nadie regresó de una guerra de la misma manera que cuando partió, podemos deducir que matan también… almas…

Porque “no existen soldados sin heridas…” Es que “toda contienda bélica es matanza y es suicidio.

Y un deseo. Que el Dios de todos los hombres, ilumine a los estadistas.

Que puedan comprender que una guerra por justa que sea, daña más que una paz injusta.

Porque –y esto parece ser irreversible- y lo diré con un aforismo inserto…

“En la guerra la crueldad… es casi un deber”.

Dejá tu comentario