Recursos y coronavirus: la demagogia de la Corte Suprema

Opiniones

La decisión de los supremos de donar el 25% de sus salarios, contrasta con la deficiente política institucional con relación al combate contra la pandemia por coronavirus.

A través de una resolución interna, la Corte Suprema de Justicia de la Nación dispuso el pasado viernes 3 de abril, donar el 25% de los salarios de sus ministros a la cooperadora del Hospital Muñiz. La decisión, en apariencia solidaria pero dictada en medio de la presión opositora por obtener del gobierno un descuento del mismo porcentaje en los salarios de la dotación de funcionarios políticos, contrasta con la deficiente política institucional del Tribunal con relación al combate contra la pandemia por coronavirus.

En efecto, la CSJN dictó el 16 de marzo su Acordada 4/20, a través de la cual declaró inhábiles los días 16 al 31 de marzo (posteriormente, el 20 de marzo, dictó la Acordada 6/20, que decretó Feria Judicial extraordinaria, aun en vigencia). En aquella primera Acordada, la declaración de días inhábiles incluyó la creación de una partida especial de 40 millones de pesos, sobre un total de 43 mil millones que conforman el Fondo Anticíclico, para afrontar las medidas que demande la emergencia sanitaria en el ámbito del Poder Judicial de la Nación. De acuerdo a una investigación de nuestro espacio gremial, casi un mes después de decretada la emergencia, la Corte lleva ejecutados sólo el 1% de ese fondo: $443.840. El detalle de esas erogaciones puede ser verificado en el sitio web de la Corte, donde se detalla el número y el contenido de sus resoluciones administrativas.

En este sentido, el 18 de marzo la Corte destinó $190 mil (Resolución 539/20) y $ 200 mil (Resol. 538/20), tras la creación del fondo especial. Fue lo último que ejecutó. Para entonces, llevaba gastados $ 417.690 (Resoluciones 504, 515, 524 y 538, todas del año 2020). Sumadas todas las erogaciones, el monto total desde febrero asciende a 807.690 pesos, apenas un 2% de los 40 millones destinados a enfrentar el COVID-19.

Viáticos y barbijos

Desde que afectó 40 millones del Fondo Anticíclico de 43 mil millones de pesos (la mitad de esos fondos ahorrados en moneda extranjera), la Corte Suprema destina una suma irrisoria: $ 443.840. Unos pocos pesos menos que lo gastado por la Corte en el último encuentro de la Junta de Presidentes de Cámaras Nacionales y Federales de la República Argentina, realizado en la capital de la provincia de Chaco, en conmemoración del 70º aniversario de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia.

Ese encuentro, el gasto de traslado, estadía y alimentos de los jueces que concurrieron demandó 444 mil pesos, unos 7 mil pesos más que lo que la Corte lleva gastados en barbijos y alcohol en gel para los trabajadores y trabajadoras que abren diariamente los juzgados para la prestación mínima que brinda el servicio de Justicia durante la cuarentena.

En resumen, la situación mundial y de nuestro país en particular, requerirá mucho más que “buenos gestos” con altas dosis de demagogia, ya que atravesamos un momento crítico e histórico, que requerirá de los mayores esfuerzos institucionales y humanos de todos y todas, por lo que comprometemos al Poder Judicial y los Ministerios Públicos a invertir, desarrollar, implementar y articular con las representaciones gremiales, y los organismos de Estado correspondientes, la conducción de las acciones necesarias que reviertan la Emergencia Judicial, aún más en tiempos de pandemia.

Secretario General SITRAJU RA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario