La prevención en riesgos del trabajo en tiempos de Covid-19

Opiniones

La vida normal, así como todo lo que hacíamos habitualmente hasta mediados del mes de marzo, a sólo dos meses, hoy se ve muy lejano. Súbitamente, el Covid-19 cambió nuestras costumbres. Impactó en aspectos generales, cotidianos, tan naturales como las formas de saludarnos y demostrar afecto y en otros específicos relativos al modo de trabajar. Hoy la realidad es otra. El aislamiento obligatorio, el distanciamiento social con su limitación del contacto personal, de las visitas, de las reuniones, de los viajes, impactó de lleno en la manera en que en las empresas operan y demandó un cambio radical. En paralelo y para acompañar este cambio, también se modificó la forma en que se hace prevención.

Al menos por un tiempo, nada será como estábamos acostumbrados. Las medidas sanitarias nos obligaron a adaptarnos para poder movernos en este nuevo contexto, pero también aceleraron tendencias. Lo que naturalmente iba a ocurrir de manera progresiva en los próximos años con la incorporación de innovaciones tecnológicas sucedió en sólo dos meses. Algunos de los muchos cambios que se implementaron por necesidad frente al Covid-19 seguramente perdurarán en el tiempo.

El teletrabajo se dio en muchos casos casi por imposición. Ante esa realidad, muchos trabajadores iniciaron sus tareas con los medios a su alcance. De permanecer como modalidad, aunque sea parcial dados algunos beneficios, habrá que hacer adaptaciones para que no represente un riesgo a la salud y seguridad. Hoy las ART, estamos brindando el asesoramiento y las recomendaciones adecuadas al empleador de forma tal de lograr adaptar los puestos de trabajo en función de las necesidades específicas.

Asimismo, poder realizar capacitación por medios virtuales fue un desafío inicial que pudimos incorporar con facilidad a la nueva rutina laboral. Parecía difícil. Estamos acostumbrados a encontrarnos, a la reunirnos con colegas, a compartir espacios. Sin embargo, avanzamos en el dictado de cursos por videoconferencia, lo cual probó ser útil, eficiente y simplificador.

También las ART avanzamos en el desarrollo de recomendaciones generales y específicas para nuestros clientes, y en el asesoramiento brindado para la correcta implementación en sus empresas de sus propios protocolos de prevención. Ahora, las empresas, además de brindar a los trabajadores los elementos de protección personal necesarios, están valorando la implementación de medidas preventivas específicas de acuerdo con sus riesgos laborales, desde el uso de alcohol en gel hasta los controles para la detección de casos sospechosos para evitar posibles contagios en la empresa. Se están repensando tareas y procesos. Pasada la crisis del Covid-19, este esquema de trabajo y el ejercicio del análisis de riesgos deberían ser una experiencia ganada y adoptada por todos los empleadores.

Con el enfoque de segmentación geográfica que manifestaron las autoridades y la reapertura progresiva de las actividades económicas, es momento de prepararse para esta transición hacia la nueva normalidad, en la cual podamos funcionar con una baja transmisión de la enfermedad.

Hoy, el desafío para todos es cómo retomar las actividades de manera segura. La implementación de medidas para prevenir la difusión del virus es condición necesaria para el reinicio de la actividad. Desde las áreas de prevención de las ART estamos dispuestas a acompañar en este desafío a empleadores y a trabajadores. Hay responsabilidades individuales y colectivas, siempre cada cual en su rol, porque al virus sólo lo vencemos entre todos.

(*) Integrante de la UART, Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario