15 de octubre 2023 - 00:00

El poder del storytelling: ¿qué es exactamente y cómo puede marcar la diferencia?

Para tener una estrategia de marketing exitosa es primordial considerar el Storytelling y entender que si logramos contestar estas cuatro preguntas

Marketing. Es importante tener en cuenta que no todo lo que se vende como storytelling realmente lo es. 

Marketing. Es importante tener en cuenta que no todo lo que se vende como storytelling realmente lo es. 

En el mundo del marketing digital, una de las herramientas más poderosas para cautivar a la audiencia y generar conexiones emocionales con los consumidores es el storytelling. Pero, ¿qué es exactamente y cómo puede marcar la diferencia en una estrategia de marketing?

El storytelling es el arte de contar historias, pero aplicado al marketing digital, implica transmitir mensajes persuasivos a través de narrativas impactantes. Las marcas reconocidas internacionalmente han utilizado esta técnica para crear vínculos emocionales duraderos con sus consumidores. Un ejemplo destacado es el de una marca de refrescos, cuyo anuncio "Open Happiness" utiliza historias emotivas y personales para evocar sentimientos de felicidad y unidad.

No obstante, también existen malos ejemplos de storytelling que no logran conectar con la audiencia. Una marca nacional que ha recibido críticas en este aspecto es Dove, empresa de productos de cuidado personal que lanzó una campaña en la que intentó promover un desodorante que aclaraba manchas en la piel. Sin embargo, la falta de tacto humano y empatía desató un storytelling que no sólo generó mucha controversia sino que logró que la marca tuviera que salir a pedir disculpas públicamente ya que en la publicidad una mujer negra se convertía en blanca tras lavarse con un jabón de la marca:

Uno de los errores más comunes en el storytelling es la falta de consistencia entre la historia y los valores de la marca. Cuando la narrativa no refleja la esencia de la empresa, los consumidores perciben incoherencia y desconfianza. Otro error es la excesiva promoción de productos o servicios sin brindar un contexto narrativo sólido. Esto puede resultar en una desconexión emocional y en la pérdida de interés por parte del público objetivo.

Por otro lado, los beneficios de un buen storytelling son numerosos. Una historia bien construida puede despertar emociones, generar empatía y aumentar el brand awareness. Además, el storytelling permite a las empresas diferenciarse de la competencia, ya que las historias auténticas y relevantes captan la atención de los consumidores en un mundo saturado de información.

Es importante tener en cuenta que no todo lo que se vende como storytelling realmente lo es. Algunas marcas pueden utilizar elementos superficiales sin profundidad narrativa para aparentar que están contando una historia. El storytelling verdadero requiere una conexión genuina con la audiencia y la capacidad de transmitir mensajes de manera memorable y emocional.

¿Cuáles son los elementos infaltables para destacarse en el storytelling?

En primer lugar, una historia convincente debe tener un protagonista al que los consumidores puedan relacionarse y empatizar. También es crucial establecer un conflicto o desafío que capture el interés de la audiencia y genere tensión narrativa. Además, se deben utilizar lenguaje y tono adecuados para el público objetivo, creando así una experiencia personalizada y relevante.

Es importante mencionar la diferencia entre storytelling y storydoing. Mientras que el storytelling se enfoca en contar historias persuasivas, el storydoing implica que la marca actúe en coherencia con la narrativa que promueve. Cuando una empresa respalda sus historias con acciones concretas y auténticas, logra construir una identidad aún más sólida y genera confianza en los consumidores. Retomando el caso de la marca de refrescos, la marca llevó su campaña de “Open Happiness” a la vida real y activó en un centro comercial una pantalla que le acercaba a los consumidores envoltorios navideños en épocas de fiestas:

Según un estudio realizado por la Universidad de César Vallejos en Perú , el 82% de los consumidores considera que las marcas que practican el storydoing son más confiables y creíbles. Este estudio también reveló que el 75% de los consumidores están dispuestos a pagar más por productos y servicios de marcas que respaldan sus historias con acciones concretas.

Es así que para tener una estrategia de marketing exitosa es primordial considerar el Storytelling y entender que si logramos contestar estas cuatro preguntas: ¿qué historia quiero contar?; ¿cuáles emociones deseo transmitir?; ¿qué problema tengo y cómo lo resuelvo? y ¿qué acción quiero que tome mi audiencia?, nuestro plan será un éxito.

Fundadora de THE B. DNA

Dejá tu comentario

Te puede interesar