Qué alternativas de inversión aparecieron después del acuerdo con los acreedores

Opiniones

No todo es dólares. Existen alternativas de inversión acorde al grado de riesgo, personalidad, liquidez, seguridad y perfil inversor. Hay bonos, acciones, propiedades, metales y criptomonedas.

Existen alternativas de inversión posibles, acorde al grado de riesgo, personalidad, liquidez, seguridad y perfil inversor. No todo es invertir en dólares: hay bonos, acciones, propiedades, metales y criptomonedas. Un recorrido por lo que está disponible en el mercado hoy.

El acuerdo con los acreedores extranjeros es un paso muy importante para la Argentina, sin embargo, los ahorristas se quedan con sabor a poco. En los próximos años los pagos de cupón de renta serán muy amarretes y las alternativas de inversión habrá que buscarlas en otros mercados.

El Gobierno está insinuando que, a 12 meses vista, piensa pisar el tipo de cambio; todos sabemos que en los años electorales es mejor un tipo de cambio bajo para ganar la adhesión de la ciudadanía.

El Gobierno te acorrala para dejarte solo cuatro inversiones en la mira:

  • comprar bonos o plazos fijos en pesos que ajusta por inflación
  • comprar dólares en bolsa o blue
  • invertir en acciones
  • comprar bienes (terrenos, inmuebles u otros)
  • comprar activos como el oro, plata o criptomonedas.

A prima facie, los argentinos son renuentes a comprar bonos; los activos como oro, plata o criptomonedas, lucen lejanos al inversor medio; la ancha avenida se reduce a una calle en donde solo circulan dólares y propiedades.

Alternativa 1: comprar bonos o abrir plazos fijos

En este escenario, los bonos que ajustan por inflación son una muy buena alternativa. El Tesoro emitió el Bonar 2023 y 2024, para el canje de la deuda local ofrecen bonos con vencimiento en el 2026 y 2028. Parece que los bonos que ajustan por inflación serán la nueva atracción en el mercado.

Los bonos que ajustan por dólar linked quedaron rezagados en las preferencias de los inversores, con tasas en algunos casos negativas, no logran la atención de los que tienen excedentes en pesos.

El plazo fijo en pesos rinde el 33% anual, pero cuidado que se viene el plazo fijo que ajusta por inflación más 1% adicional, si en los próximos 12 meses la inflación es del 60%, podemos tener un fuerte atractivo para este activo.

Una vez realizado el canje de deuda bajo legislación extranjera y argentina, los bonos, dependiendo el plazo y los cupones de renta que paguen, tendrán valores que se ubicarían entre el 50% y 60% de paridad, no sería extraño que en el plazo de un año puedan trepar a niveles del 60% y 70% de paridad, siempre que Argentina logre sobrellevar sin inconvenientes la salida de la cuarentena. Hay espacio para una ganancia de capital del 20% en dólares y cupones de interés que son una miseria, el 0,125% en el año 2021.

Alternativa 2: comprar dólares en bolsa o blue

En este escenario, y teniendo en cuenta la reputación de Argentina, muchos inversores van en busca del billete verde. El dólar, en el mercado mayorista, está en $73, el dólar turista en $101, el dólar bolsa en $125 y el dólar blue en $133. Muy poca diferencia entre el mercado formal e informal, que cada uno saque sus propias conclusiones: lo dejo a tu criterio.

Alternativa 3: invertir en acciones

Las acciones comienzan a aparecer en el escenario como un activo con mucho atractivo. El Grupo Financiero Galicia, entre los años 2012 y 2015, segundo período presidencial de Cristina Fernández de Kirchner, llegaron a valer entre u$s0,60 y u$s2,00. Bajo la presidencia de Mauricio Macri llegaron a valer u$s7,50 y hoy valen u$s1,20. Daría la impresión que están en un viaje al pasado, las acciones caras no están, te diría en precio, y con buenas perspectivas si Argentina hilvana los dos canjes de deuda y un acuerdo con el FMI.

YPF se expropió en el año 2012 cuando valía en el mercado de Estados Unidos u$s12, hoy en el mismo mercado vale u$s6. Antes de la expropiación, en el año 2011, valía u$s55, el máximo en el gobierno de Macri fue u$s27.

En el 2011 el petróleo valía u$s120. En el 2017 u$s60. Hoy el petróleo vale u$s44,50. El petróleo perdió un tercio de su valor desde el 2011, la acción de YPF el 90% de su valor en igual período. ¿En qué habrá estado pensando Cristina y Kicillof cuando la expropiaron? Ese es otro tema a debatir, hoy el papel está a un precio muy bajo.

Mercado Libre, hasta el año 2017, valía menos de u$s200, hoy vale u$s1.100 la acción. El que compró, está de fiesta. Los que creyeron en el cambio de los patrones de consumo, unos adelantados.

Alternativa 4: criptomonedas

Para salir de los análisis capciosos de la grieta, el Bitcoin en el año 2015 valía menos de u$s220, llegó a valer el 17 de diciembre de 2017 u$s19.900, hoy vale u$s11.300 y se está tomando como un resguardo de valor a escala global.

Alternativa 5: metales preciosos

El oro, hace unos días atrás, alcanzó su máximo histórico arañando los u$s2.100, pero no todos los metales son lo mismo, la plata vale u$s26 y su máximo histórico lo hizo en el año 2011 alcanzando los u$s50.

Alternativa 6: Wall Street

La bolsa americana, empujada por acciones como Amazon, Apple, Google, Microsoft, Facebook y Netflix, lograron recuperar todo el terreno perdido durante la cuarentena, una perfecta salida en V para el S&P 500, y el Nasdaq en máximos históricos. El Dow Jones no puede decir lo mismo, viene de atrás con las acciones de otra época.

Conclusión:

El gobierno insiste con la pesificación de carteras, el público pide instrumentos en dólares. Por ese divorcio entre gobierno y mercado, las opciones más buscadas son dólar y propiedades.

Como el escenario luce inflacionario, los comerciantes acopian mercadería para defenderse de la inflación, lo que retroalimenta a la suba los precios.

Los bonos tienen una renta amarreta y mala reputación, el inversor medio ya vivió dos cesaciones de pagos, y los más novatos están viviendo su primera experiencia. No lucen atractivos.

Los bonos en pesos ajustados por inflación son una buena opción, pero no son del paladar del argentino medio.

Las acciones lucen como una gran alternativa, están a precios muy bajos, casi una ganga, pero el que se quema con leche ve una vaca y llora. A lo mejor esta vez sea distinto, hay que comprar acciones en invierno para disfrutar en primavera.

Las acciones a escala global subieron demasiado, el oro, la plata y el Bitcoin también, la pregunta obligada es, ¿por qué tendrían que caer en un mundo en donde los patrones de consumo cambiaron para un largo período de tiempo?

Las últimas recomendaciones: ¿cuál es tu perfil de inversor?

  • Si sos desconfiado y querés liquidez, comprá dólares.
  • Si sos conservador y te gusta dormir con la escritura bajo la almohada, comprá una propiedad.
  • Si querés adrenalina, comprá acciones en el mercado local o internacional.
  • Si sos un patriota, comprá un bono en dólares que paga una renta del 0,125% en el año 2021.
  • Si sos un valiente y crees que viene una híperinflación, comprá bonos en pesos que ajustan por inflación (siempre aparece alguien que te dice ¿los pagarán? y te pincha el globo).
  • Si crees que Estados Unidos y China van a una guerra fría, con escaramuzas bélicas, comprá oro y plata.
  • Si sos adicto a la tecnología, comprá Bitcoin o cualquier otra criptomoneda.
  • Tenés para todos los gustos, ¿en qué invertirías?

(*) Analista económico, financiero y en negocios, conferencista, investigador y consultor privado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario