"Preocupa que gobierno piense que la inflación es transitoria"

Opiniones

«Lo más preocupante de la inflación es que el gobierno la atribuya a fenómenos transitorios e inevitables, ignorando que una política monetaria y fiscal expansiva genera un recalentamiento inflacionario en la economía.» Así lo consideró el economista Eduardo Levy Yeyati, director del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Di Tella.

Señaló además que si la Argentina no logra acordar con el FMI, el país podría igualmente cancelar parte de la deuda con el organismo a cuenta de un mayor esfuerzo fiscal.

A continuación, el diálogo de Eduardo Levy Yeyati con este medio:

Periodista:
¿Cuál es el costo real que está enfrentando el país por no acordar con el Fondo y financiarse en el mercado local?

Eduardo LevyYeyati: Hastafines de 2006, el monto que la Argentina debe cancelar con el Fondo, es decir aquel que no puede ser refinanciado sin un acuerdo, puede ser fondeado en el mercado voluntario sin incrementos sustanciales de tasas. Por lo tanto, creo que el costo de no acordar con el FMI es relativamente bajo. Por otro lado, es probable que para no elevar las tasas, el gobierno cancele parte de esta deuda con un mayor esfuerzo fiscal, lo que tiene sentido en el actual contexto expansivo.Así, la excusa de la independencia económica puede servir para generar los incentivos fiscales correctos sin demasiado costo
.

P.:
¿Fue un error aumentar la proporción de deuda en moneda local ajustada a la inflación?

E.L.Y.: No, pienso que el gobierno en realidad se equivocó al dejar que el costo de vida subiera más de lo previsto. El hecho de que la deuda en dólares resulte ahora más barata se debe a que la inflación, y con ella la expectativa de que el dólar caerá se ha acelerado. Pero pensar que el gobierno debería haber emitido en dólares para explotar la aceleración inflacionaria en detrimento de los inversores es proponer que el gobierno especule burlando la confianza de los ahorristas.


P.:
Por ello el creciente desinterés a adquirir deuda en dólares...

E.L.Y.: Lo primero que hay que hacer notar aquí es que el dólar compite con el CER, no con el peso. Este último, en un marco de creciente incertidumbre nominal, demandaría tasas a largo plazo ineficientemente altas. Dicho esto, lo segundo a hacer notar es que los precios de los bonos y su rendimiento relativo deberían reflejar las expectativas de evolución del tipo de cambio real. A su vez, el Central puede, dentro de cierto margen, esterilizar la intervención reduciendo su impacto inflacionario. Sin embargo, el orden de prioridades pareceríaser dólar alto, tasas bajas, inflación baja. El mercado no ha tardado en advertir que la inflación era el lado más débil de esta trinidad imposible, y ha favorecido al CER en consecuencia
.

• Efecto regresivo

P.: ¿Es preocupante que la inflación supere 10% este año?

E.L.Y.: Una inflación de dos dígitos es preocupante en varios sentidos. Por un lado, porque tiene un efecto redistributivo altamente regresivo, y que golpea a los sectores informales y excluidos que menos se beneficiaron de la recuperación salarial. Por el otro, porque abre la puerta a prácticas indexatorias que luego son difíciles de revertir. Pero tal vez lo más preocupante es la manera en que el gobierno atribuye la inflación, al menos retóricamente, a fenómenos transitorios e inevitables, ignorando el dato de que una política monetaria y fiscal expansiva en presencia de shocks externos positivos necesariamente genera un recalentamiento inflacionario de la economía
.

P.:
¿Qué papel juegan las presiones salariales dentro de este modelo?

E.L.Y.: Si en algo el gobierno está acertando es en el manejo del tema salarial en un año caliente políticamente: no puede ignorarlo, pero tampoco lo estimula, y es moderado en sus ajustes y recomendaciones.No hay razones para suponer que la inflación se acelere más de 11% o 12% este año. Sin embargo, en la medida en que no se implementen medidas contracíclicas es difícil ver una desaceleración de la inflación a niveles de un dígito para 2006
.

P.:
¿Qué opina de las últimas declaraciones del ministro Lavagna, en las que defendió un tipo de cambio alto?

E.L.Y.: En el gobierno están convencidos de que la industria necesita la protección transitoria de un dólar alto para ganar competitividad internacional. Esta es una cuestión abierta. No hay evidencia seria ni a favor o en contra de esta estrategia, que ha sido seguida por muchas economías en desarrollo. Naturalmente, fijar de hecho el tipo de cambio en la fase expansiva del ciclo tiene el efecto de recalentar la economía y generar inflación. El debate en este frente es particularmente pobre. El gobierno y la industria enfatizan los beneficios, mientras que los críticos más ortodoxos se centran en los costos.

Dejá tu comentario