29 de junio 2005 - 00:00

Propiedades caras pagarán más impuestos en Capital

Alejandro Otero, director general de Rentas del Gobierno dela Ciudad, dice que la reforma no busca mayor presión fiscal.
Alejandro Otero, director general de Rentas del Gobierno de la Ciudad, dice que la reforma no busca mayor presión fiscal.
El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires impulsa una profunda reforma al sistema tributario, que aunque adviertan no se traduciría en un esquema de más presión fiscal, buscará establecer mayor equidad en el pago de tributos, especialmente en el Impuesto Inmobiliario. De esta manera, quienes tengan propiedades de más valor deberán pagar un tributo más caro, mientras que los inmuebles menos costosos evidenciarán una rebaja. En diálogo con este diario, el director general de Rentas, Alejandro Otero, explicó los objetivos de ese proyecto que, pronosticó, no se convertirá en ley hasta después de las elecciones de octubre.

Periodista:
¿Cuáles son los resultados del Régimen Simplificado de Ingresos Brutos?

Alejandro Otero: Muy positivos. Para ponerlo en términos cuantitativos, se logró una inscripción que supera los 110 mil contribuyentes y que supone una recaudación máxima al año del orden de los $ 70 millones. Creemos que esto se debe a cierto efecto de inducción al blanqueo de un grupo de contribuyentes que estaba en la informalidad y que decidió formalizar su situación. Poner a un número tan importante de contribuyentes bajo un régimen simplificado implica pasarlosde un riesgo potencial de evasión a un riesgo potencial de morosidad, y la administración de la morosidad es mucho más sencilla que el problema de evasión.


P.:
¿Qué categorías resultaron las de mayor cantidad de inscriptos?

A.O.: Las más bajas. La I y la II, es decir hasta $ 24.000 de facturación anual.


P.:
¿De qué manera repercutió esto en la recaudación?

A.O.: Es muy poco relevantedesde el punto de vista de la recaudación para la Ciudad. Son 70 millones al año de un gravamen que tiene previsto recaudar no menos de 3.000 millones este año. El beneficio pasa porque para el mismo universo de contribuyentes se verifica un cumplimiento más alto que el que tenían en el régimen general.


• Objetivos

P.: ¿Cuáles son los objetivos de la reforma tributaria que busca implementar el Gobierno de la Ciudad?

A.O.: Son varios. Primero debe mantener las ventajas competitivas tributarias que la Ciudad de Buenos Aires tiene con respecto a otros distritos del país.


P.:
¿La reforma también buscará limitar la dependencia del ciclo económico nacional en cuanto a recaudación?

A.O.: Sí, ése es otro de los objetivos, porque es fundamental restarle dependencia del ciclo económico a la recaudación. Para resolver este problema hay que poner en discusión otras variables que van más allá del sistema tributario de Buenos Aires.


P.:
¿Y cómo hará la reforma para detectar y equilibrar esas diferencias?

A.O.: Bueno, si bien es barato para todos el Impuesto Inmobiliario, para algunos es muy barato, por ejemplo para quienes tienen inmuebles de mayor valor, y éste es el problema. La reforma tributaria debe resolver este tema que es de justicia y equidad. El que tiene inmuebles más valiosos debe pagar un poco más, y los que tienen inmuebles menos valiosos tienen que pagar un poco menos. Este es el corazón de la reforma.


P.:
¿Hay consenso para ello?

A.O.: La Legislatura creó una comisión, el Ejecutivo designó a sus miembros. Es cierto que aún no se reunió la comisión para tratar el tema. La impresión que tengo es que es difícil que se trate seriamente antes de las elecciones de octubre. El tratamiento va a empezar a fin de año. Igual, no planteamos un parche ni una urgencia. Así que no hay ningún apuro con esto. Aunque hay que reconocer que éste es un buen momento para plantearlo: las reformas tributarias tienden a ser exitosas en la medida en que reúnen un amplio consenso y tienen condiciones macroeconómicas favorables.


Entrevista de Florencia Arbeleche

Dejá tu comentario

Te puede interesar