Por qué todos los argentinos ahora compran propiedades en Paraguay

Opiniones

Existe 5 claves para el boom del mercado inmobiliario paraguayo. Pero también hay otros factores que impulsan la compra de propiedades en el país vecino.

Las consultas para adquirir un inmueble se dispararon tras el anuncio de apertura de fronteras. A tan solo una hora cuarenta de vuelo y la posibilidad de invertir en una propiedad, es una idea que cada vez parece atraer a más argentinos.

Paraguay cuenta con la segunda inflación más baja del continente y una política económica que se revela independiente del poder de turno. Así, se ofrece como una tierra de oportunidades para las inversiones inmobiliarias

En los últimos años, la economía paraguaya fue una de las que más y mejor creció en la región, logrando un sostenido incremento del 5% anual.

En abril de este año, la autoridad monetaria paraguaya registró una la inflación fue del 0,3% y el acumulado hasta acá es de apenas el 1%. Estos datos se desprenden del plan económico del Paraguay, que se revela uniforme pese a la extracción política de los presidentes que dirigen los destinos del país.

Paraguay Asunción.jpg

Motivados por beneficios fiscales y altas tasas de rentabilidad, entre 2019 y 2020, se triplicaron las residencias otorgadas y, en lo que va de 2021, las consultas para comprar propiedades crecieron exponencialmente.

Luego de que trascendió públicamente que Paraguay reabriría gradualmente sus fronteras, cerradas como parte de las medidas adoptadas por el gobierno de Mario Abdo Benítez para contener el avance del coronavirus, cientos de argentinos comenzaron a contactarse con inmobiliarias argentinas para solicitar asesoramiento sobre el mercado inmobiliario del país vecino.

Estas son las 5 claves para el boom paraguayo:

  1. Retorno de la inversión. En 2019, Paraguay ofreció una rentabilidad del 13.8%. Esto posiciona a Paraguay como unos de los países con el mayor retorno para las inversiones, con un nivel de rentabilidad de más del doble de la región. El real estate es uno de los principales focos de atracción de inversores
  2. Baja carga tributaria. La carga tributaria en Paraguay es la más baja de la región. La carga impositiva total es del 10%: incluye IVA, Ganancias y Renta Personal. La economía lleva años con un crecimiento promedio del 4,5%.
  3. Incentivo a las inversiones. Además de haber adoptado las empresas por acciones simplificadas, que facilitan la creación de sociedades -similares a las SAS argentinas-, el país cuenta con leyes que promueven la llegada de capitales.
  4. Seguridad jurídica. Paraguay hizo de la seguridad jurídica una bandera para atraer la llegada de capitales. Desde 2014 cuenta con una ley que protege las inversiones con invariabilidad tributaria por diez años. Así, incluso aunque haya cambios en el régimen impositivo, las compañías seguirán pagando lo mismo que cuando se establecieron.
  5. Estabilidad. Nacido en 1944, el guaraní es la moneda más estable de la región. Desde que entró en circulación nunca se le sacaron ceros a la moneda. Y aunque Paraguay no estuvo exento de la inflación en el siglo XX, en los últimos años el índice anual no superó el 3%.

¿Qué otros motivos explican la estabilidad de Paraguay?

Paraguay ha logrado una disociación entre el poder político de turno y las medidas macroeconómicas que se han ido aplicando a lo largo de los últimos tiempos. La independencia de su banco central está comprobada: está manejado por “profesionales” con estudios en las mejores universidades del mundo en el rubro económico y financiero.

En este contexto, Paraguay se revela como una "destino preferido” ó “tierra de oportunidades” para quienes quieran invertir. Con casi 7 millones de habitantes, la economía paraguaya es pequeña y abierta, y da oportunidades para quienes deseen llevar adelante inversiones inmobiliarias.

Entre 2019 y 2020, la cantidad de argentinos que obtuvieron la residencia fiscal Paraguaya pasó de 207 a 641. Además, desde la inmobiliaria Giavedoni Propiedades (con oficinas comérciales en Buenos Aires y en Asunción), señalan que el porcentaje de público local que compró unidades durante el año pasado representó un 15%. “En los últimos días, los llamados se triplicaron”.

Hubo un momento del año pasado en el que habían aumentado y luego adquirieron un ritmo menor, pero ahora nuevamente volvió el interés”, explica Guillermo Giavedoni, director de la inmobiliaria.

Asunción, el destino predilecto

Motivados por la exención de impuestos que promueve el Gobierno y personas radicadas en distintas partes del mundo que buscan un lugar donde colocar sus ahorros y adquieren inmuebles dadas las altas tasas de rentabilidad, que rondan entre el 6% y 8% anual en dólares.

Dicen que Asunción es la ciudad más elegida ahora por los argentinos para invertir, y sostienen que una de las principales razones es su cercanía a Buenos Aires. “El perfil del comprador suele ser el del pequeño y mediano ahorrista cuyo objetivo es obtener una renta fija en dólares”.

En cuanto a este punto, señalan que, si bien el porcentaje actualmente se ubica entre el 6% y 8%, la tasa compuesta podría superar el 10%. “Es lo que se estima que va a pasar de acá en adelante en base a las estadísticas. La revalorización va a hacer que se ubique en promedios más altos”.

En general, el grupo de compradores está compuesto por argentinos o ciudadanos de otras nacionalidades que radican en distintas partes del mundo y, con el objetivo de “deslocalizar sus ahorros”, invierten en el país vecino. El ticket promedio gira en torno a los US$100.000.

“Se trata de un público regional que está pasando cierta inestabilidad y ve que acá hay seguridad y certeza para los inversores. Creemos que, con la apertura de fronteras, este grupo puede llegar a venir”.

¿Ya es momento de invertir en el rubro inmobiliario en Paraguay?

Nosotros estamos convencidos de ello y hemos hecho la apuesta ya hace algún tiempo previendo este momento. Hoy es el momento de aprovechar las grandes oportunidades de precio, las grandes ventajas de costos de entrada que ofrece Paraguay, ya que los costos de tierra son todavía de entre bajos a moderados, y están entre los más accesibles de la región: el costo de metro cuadro en una zona caliente de Asunción podría oscilar entre los 1.000 a 1.100 dólares.

Amenities.jpg

Mientras que una ciudad del interior de Argentina, como Formosa, podemos encontrar precios de tierra ya a 1.200 y 1.500 dólares el metro cuadrado. Chile fue de costos de 2.500 a 6.500 y 7.000 dólares el metro cuadrado cuando logró el grado de inversión, a esto sumémosle las grandes ventajas que da el país en beneficios fiscales. Como ejemplo, los desarrollos que más se están vendiendo, tiene esta tipología y promedio de valores:

  • Los dos ambientes de 64 m² totales se ofrecen desde los u$s76.000
  • Los departamentos de tres ambientes a u$s96.000
  • Los departamento de cuatro ambientes a u$s108.000

“Los inversores buscan propiedades en mercados más estables que estén a poca distancia geográfica y que además generen una buena renta de alquiler que hoy en ese mercado es tres veces superior, todo esto se da en Paraguay”, comenta el ejecutivo al mismo tiempo que reconoce que el 50% de sus clientes que compran en Asunción, son argentinos.

Hoy se pueden adquirir departamentos nuevos, entregados y alquilados con renta inmediata en dólares; el comprador empieza a cobrar la renta al día siguiente de haberlo adquirido. También se puede adquirir departamento de pozo, con un valor de 20 a 25% menor del precio que tendrá cuando se entregue, eso se llama “plusvalía”.

De cara a la tan ansiada “nueva normalidad” y con la expectativa que genera la apertura de fronteras en el país vecino, el interés es cada vez más grande.

Las inmobiliarias se preparan para atender la alta demanda que desde el sector inmobiliario anticipan que podría surgir. Con un mercado local prácticamente frenado, las miradas de a poco empiezan a dirigirse hacia el país guaraní.

Dejá tu comentario