22 de abril 2008 - 00:00

¿Tiene techo el precio del petróleo?

¿Tiene techo el precio del petróleo?
El ciclo alcista del petróleo que dio inicio hacia fines del año 1998 con valores de 10,4 dólares continúa extendiéndose a la fecha, logrando valores superiores a los 117 dólares por barril. De hecho, en lo que va del año 2008 el incremento del precio ya es superior a 20% y es a partir de este accionar que surge la pregunta: ¿podrá continuar esta tendencia o estaremos en cercanía de un techo para ella?

Realmente resulta muy difícil responder a esta cuestión, ya que definitivamente el petróleo se muestra muy firme en su comportamiento; sin embargo, también es cierto que por naturaleza una tendencia no es lineal, sino que responde a un comportamiento secuencial en donde movimientos tendenciales son recortados por movimientos contratendenciales y es así como un ciclo se va desarrollando.

CONTINUIDAD

Si observamos la gráfica semanal adjunta, podemos identificar que desde comienzos del año 2007 el petróleo ha venido desarrollando claramente un movimiento tendencial que lleva ya 15 meses de vida y que condujo el precio del barril desde valores mínimos de 50 dólares hasta los actuales niveles de 117 dólares, lo que representó un incremento de 134% en su valor. Observando la vigorosidad del movimiento alcista desarrollado, principalmente por el poco tiempo transcurrido, si bien no podemos hablar de la cercanía de un techo a todo el bull market desde el año 1998, definitivamente creemos en la posibilidad de la cercanía de un techo al trayecto de avance antes mencionado desde los 50 dólares por barril conseguidos hacia inicio del año 2007.

Si centramos la atención en la gráfica semanal adjunta, podemos observar cómo este mercado, desde los mínimos de noviembre del año 2001, con valores de 16,7 dólares por barril, ha venido reconociendo un canal alcista semi-logarítmico, y si bien su línea inferior ha sido reconocida una única vez, su línea superior, por el contrario, ha sido respetada ya en varias oportunidades con posteriores tomas de ganancia. Lo importante de destacar de este canal es que actualmente los precios se encuentran en cercanía de testear dicha línea superior, lo cual es un parámetro a tener en cuenta para la conformación de un eventual punto de inflexión bajista al alza de los últimos meses al menos. Concretamente, la zona de 117-118 alcanzada y la zona de 122-125 se muestran como principales resistencias al avance del commodity y muy posiblemente debamos esperar que a partir de esos valores puedan los precios inflexionar a la baja con la intención mínima en un inicio de recortar parcialmente las ganancias acumuladas en los últimos quince meses desde valores de 50 dólares por barril. En tal sentido deberíamos esperar un regreso de los precios en las próximas semanas por debajo de los 100 dólares por barril para buscar la zona de 93-92 dólares y 86-84 dólares por barril luego, sabiendo que en caso de un regreso de los precios hacia la línea inferior del canal, los mismos accederían hacia valores de 70 dólares en los próximos meses.

Actualmente, sólo en caso de que ante un esquema de euforia para el commodity el avance termine superando la zona de 122-125 dólares, deberemos saber que el siguiente nivel de objetivo que se extrae para el avance se concentra recién en los 133-135 dólares, área esta donde el movimiento de avance desde los mínimos del año 2001 recorrería el 1,618% logarítmico del tamaño recorrido por el commodity entre fines del año 1998 y fines del año 2000.

Si trasladamos la atención en el corto plazo, identificamos la zona de 113-111 y 109 dólares como principales soportes ante reversiones bajistas del petróleo. En caso de caídas de los precios debajo de esos valores estaremos en condiciones de considerar que el techo buscado ha sido conseguido y que el proceso correctivo mayor pudo haber tomado vida hacia las próximas semanas e incluso hacia los próximos meses.

Ante lo expuesto queda claro que en términos de tiempo, un techo de importancia para el commodity se encuentra próximo; sin embargo, al encontrarnos en el tramo final de avance también es cierto que éste está cargado generalmente por una alta volatilidad y euforia. A partir de ello se recomienda ser cauteloso en la toma de decisión ya que la amplitud de la zona de objetivo candidata de marcar el punto de inflexión bajista nos obliga.

ETIQUETADO TECNICO

Nuestras expectativas técnicas para el petróleo sostienen que hacia fines del año 1998, con valores de 10,4 dólares por barril, ha dado inicio un importante ciclo alcista de largo plazo para el commodity. De acuerdo con nuestro modelo de análisis, todo ciclo alcista de mercado debe desarrollarse bajo una secuencia de cinco movimientos que serán etiquetados en números, donde las ondas 1,3 y 5 son a favor de la tendencia y las ondas 2 y 4 recortan parcialmente dicha tendencia.

De acuerdo con lo mencionado, resulta favorecido considerar que el ciclo alcista de largo plazo hasta el momento se muestra incompleto, ya que, como apreciamos en la gráfica mensual, habríamos visto una onda 1 de avance entre el piso del año 1998 y el techo del año 2000. Posteriormente vimos una onda 2 correctiva al piso del año 2001 y es a partir de allí desde donde se habría habilitado la onda 3 alcista del commodity. Idealmente, esta onda 3 alcista del largo plazo se encontraría en su tramo final, presentándose la zona de 122-125 o potencialmente la zona de 133-135 como principales candidatas de marcar el punto de inflexión en las próximas semanas. En este sentido, creemos que una vez conseguido el techo de la onda 3 deberíamos esperar hacia los próximos meses el desarrollo de una onda 4 correctiva a todo el alza desde el año 2001. Recién luego de desarrollado el proceso correctivo esperado en onda 4, el commodity estará nuevamente en condiciones de retomar su tendencia alcista de largo plazo para entonces sí buscar valores bastante más ambiciosos, aunque ello sería hacia el año 2010 en adelante.

Dejá tu comentario

Te puede interesar