Diseño UX: cómo crear productos que entusiasmen a los usuarios

Opiniones

Atrás quedaron los días en los que el diseño era el último paso del proceso de desarrollo de un producto. Hoy está en cada etapa del camino: desde la idea hasta la ejecución y la mejora continua.

Según Research Gate, el 94% de las primeras impresiones que los usuarios tienen de un producto digital tienen que ver con su diseño. Estamos asistiendo a una época en la que el diseño centrado en el usuario (UX) es más crucial que nunca. A continuación, analizaremos por qué la experiencia del usuario adquirió una relevancia excepcional e impacta tanto en los usuarios finales.

Un diseño UX de alta calidad y centrado en el usuario no es negociable para las empresas digitales actuales. Aquellos que no reconozcan el impacto de UX en las conversiones, la retención y la satisfacción del cliente se quedarán atrás en la carrera por el dominio de su mercado. El diseño está en el centro de los productos digitales y es fundamental para garantizar que superen las expectativas del usuario.

Cuando los usuarios finales experimentan una experiencia de usuario perfecta y personalizada, no solo encuentran satisfechas sus necesidades de funcionalidad, sino que es más probable que experimenten emociones positivas, como alegría y emoción. Esto los mantiene regresando, impulsando esas conversiones tan importantes y ayudando a construir relaciones de usuario leales. Especialmente en el contexto actual, donde la competencia es alta, si una aplicación no despierta estas emociones en sus usuarios, es probable que estos dejen de usar la aplicación y se vayan a otra. El estudio de Research Gate, citado recientemente, indica que el 90% de los usuarios deja de utilizar una aplicación por su bajo desempeño.

El diseño de un producto centrado en el usuario debe encontrar el punto óptimo entre las necesidades de quien ofrece el producto y las demandas de sus usuarios.

* Derribando prejuicios vinculados al diseño

Durante mucho tiempo, hacer que los productos fueran accesibles se consideró una limitación para la belleza y la función del producto. Y simplemente no es cierto: algunos de los mejores productos que existen son totalmente accesibles, hermosos y funcionales.

Respecto del diseño, no importa cuánto nos estresemos por las fuentes, la belleza, la funcionalidad ampliada, etc. si el producto no ayuda al usuario final. Esa es la verdadera razón de ser de un producto y su diseño.

La responsabilidad del diseño

Los diseñadores deben considerar la sostenibilidad, ya sea ambiental, ética o económica, al tiempo que se aseguren de que su producto siga siendo valioso para el usuario final. Incorporar aquí un "juicio de diseño sistemático" significa hablar constantemente con los usuarios finales sobre sus esperanzas y ambiciones y eliminar los puntos débiles, sin dejarse llevar por la tecnología.

Se trata de crear productos que nazcan de sólidos sistemas de valores y buenas prácticas de diseño. El aspecto a largo plazo también entra aquí en juego, ya que necesitamos asegurar un nivel de calidad que signifique que, dentro de 10 años, el producto siga siendo útil.

Ahora tenemos suficientes formas de probar productos y suficiente tecnología avanzada para garantizar que cualquier producto que se lance, o no, sea absolutamente de la mejor calidad.

Los seres humanos buscamos continuamente conexiones significativas y mejores formas de entender y ser entendidos. En el futuro cercano veremos muchos productos y servicios surgiendo de esta esperanza: esta necesidad humana de sentir que tenemos un futuro mejor por delante y que somos más fuertes como colectivo. Necesitamos que el diseño de nuestra vida digital acompañe dicho proceso.

Design Director para Americas en intive

Dejá tu comentario