Profundizar la asociación del BRICS para promover juntos la seguridad y el desarrollo globales

Opiniones

Al igual que el cambio de estaciones enriquece las experiencias de nuestro planeta, los países BRICS, por su amplia diversidad y representatividad, rebosan de una fuerte vitalidad, desempeñando un papel positivo, inspirador y constructivo en fomento de la seguridad y el desarrollo globales.

Yi Fan
Por Yi Fan

El 23 de junio, China, que ejerce la presidencia del grupo BRICS en 2022, albergará la XIV Cumbre del BRICS bajo el lema “Forjar una Asociación de Alta Calidad para una Nueva Era del Desarrollo Global”. El verano en el hemisferio norte coincide con el invierno del hemisferio sur. Al igual que el cambio de estaciones enriquece las experiencias de nuestro planeta, los países BRICS, por su amplia diversidad y representatividad, rebosan de una fuerte vitalidad, desempeñando un papel positivo, inspirador y constructivo en fomento de la seguridad y el desarrollo globales.

El 24 de junio, China celebrará el Diálogo de Alto Nivel sobre el Desarrollo Global con el lema “Fomentar la Asociación para el Desarrollo Global de la Nueva Era para Implementar Juntos la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, con el objeto de reforzar la solidaridad y la cooperación de los mercados emergentes y los países en vías desarrollo, y aunar esfuerzos por responder a los actuales desafíos de toda índole para el desarrollo global. Además, el 22 de junio, se inaugurará el Foro Empresarial de los BRICS. Sin duda, esta serie de actividades resaltará una vez más los logros y el papel de BRICS.

Los países BRICS son defensores de la seguridad global. La seguridad es la premisa del desarrollo. La humanidad es una comunidad de seguridad indivisible. Los países BRICS han venido reforzando la confianza mutua política y la cooperación en seguridad, siempre están firmemente comprometidos con el multilateralismo, y han emprendido continuos esfuerzos para que el sistema de gobernanza global refleje mejor las preocupaciones de la mayoría de los países, y sobre todo de los países en vías de desarrollo. Cabe destacar que la Iniciativa para la Seguridad Global (ISG, por sus siglas en inglés) planteada por el presidente Xi Jinping ha indicado con claridad el rumbo para subsanar el déficit de paz y resolver el dilema de la seguridad global. La ISG ha sido altamente valorada por los países BRICS y los demás mercados emergentes y países en vías de desarrollo. Actualmente, los problemas de seguridad tradicionales y no tradicionales se entrelazan y sigue afectando a la crisis de Ucrania. Los países BRICS mantienen estrecha comunicación y coordinación sobre los asuntos internacionales y regionales de trascendencia, mantienen una posición objetiva e imparcial, y conversan y hacen máximos esfuerzos a favor de la paz. Todo esto ha puesto de pleno manifiesto la responsabilidad y el compromiso asumidos por los grandes países emergentes y en vías de desarrollo con la salvaguardia de la seguridad global.

Los países BRICS son promotores del desarrollo global La materialización del desarrollo es un derecho para cada uno de los países, y es aún más la tarea compartida de los mercados emergentes y los países en vías de desarrollo. Los países BRICS siempre se enfocan en el desarrollo y abogan firmemente por colocar el desarrollo en un lugar prioritario de la agenda de cooperación internacional, convirtiéndose ya en promotores conscientes de la gobernanza global. Mención especial merece la Iniciativa para el Desarrollo Global (IDG) planteada por el presidente Xi Jinping, que ha indicado con claridad la ruta para fomentar la causa del desarrollo global, iniciativa que se ha granjeado amplio reconocimiento y positivo eco de la comunidad internacional. Actualmente, la economía mundial aún está ensombrecida, con una brecha norte-sur cada vez más grande. Los países BRICS están trabajando por incentivar la recuperación económica global con su propio desarrollo, aglutinar mayor fuerza motriz para la cooperación, avanzar de continuo en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y lograr un desarrollo global más robusto, verde y sano, lo que pone de pleno manifiesto la responsabilidad y el compromiso asumidos por los grandes países emergentes y en vías de desarrollo con el desarrollo global.

Los países BRICS son conductores de la cooperación internacional para el desarrollo. El mecanismo BRICS viene mejorándose en medio de la respuesta a la crisis financiera internacional, de modo que la solidaridad, la colaboración y la superación conjunta de las dificultades coyunturales son genes innatos de los países BRICS.

A lo largo de los 16 años desde su creación, los países BRICS han conformado un esquema de cooperación sobre los tres pilares de la economía y las finanzas, la política y la seguridad, y el intercambio cultural y de pueblo a pueblo, y han cosechado fructíferos resultados de cooperación en decenas de áreas como la economía y el comercio, las finanzas, la ciencia y la tecnología, la industria, la agricultura, la cultura, la educación, la salud, los centros de estudios y el hermanamiento de ciudades, aportando fuerza positiva para la respuesta a los riesgos y desafíos y la materialización del desarrollo y el progreso de los cinco países e incluso de todos los países del mundo.

Reforzar la solidaridad y la cooperación de los mercados emergentes y los países en vías de desarrollo es una excelente tradición de los países BRICS. Y sobre todo, el presidente Xi Jinping planteó en la Cumbre de Xiamen en 2017 el concepto de cooperación “BRICS plus” , inyectando así un nuevo impulso al refuerzo de la cooperación entre los mercados emergentes y los países en vías de desarrollo. Durante los últimos cinco años desde entonces, el modelo de “BRICS plus”, por su continuo ensanchamiento, ha logrado elevar el valor del grupo BRICS y ha sido objeto del activo apoyo de las diversas partes.

Actualmente, la globalización tropieza con contracorrientes, y las sanciones y barreras son impuestas a la ligera. En este contexto, los países BRICS han invitado a mercados emergentes y países en vías de desarrollo a abordar juntos las cuestiones fundamentales del desarrollo para promover la materialización de las ganancias compartidas mediante la cooperación, lo que refleja plenamente la responsabilidad y el compromiso asumidos por los grandes países emergentes y en vías de desarrollo para orientar la cooperación internacional para el desarrollo.

La próxima XIV Cumbre del BRICS y el Diálogo de Alto Nivel sobre el Desarrollo Global tendrán lugar para dar continuidad al espíritu BRICS de apertura, inclusión, cooperación y ganancias compartidas, construir consensos y promover la cooperación, que dejarán constancia del éxito y el brillo de BRICS, promoviendo la construcción de una asociación más integral, estrecha, práctica e inclusiva. Al mismo tiempo, inyectarán estabilidad y energía positiva a las relaciones internacionales que se encuentran en un período de turbulencias y transformaciones, proporcionarán nueva fuerza motriz para la construcción de la comunidad de destino común para la humanidad y aportarán mayores contribuciones al fomento de la causa global de la paz y el desarrollo

*Analista de relaciones internacionales

Temas

Dejá tu comentario