Edición Impresa

Paritarias: UOM busca recuperar 8% por 2018 y fraccionar en cuotas negociación de este año

DISCUSIONES MARCADAS POR LA INCERTIDUMBRE ECONÓMICA Y ELECTORAL - El gremio metalúrgico asoma como el que fijará la referencia para las discusiones salariales de la actual ronda. Las cámaras aceptaron que deberán compensar la pérdida, pero a cambio quieren firmar por todo 2019.

La paritaria metalúrgica, que amaga con convertirse en la pauta referencial para las negociaciones de este año en el sector privado, arrancó ayer con un primer acuerdo y un primer desacuerdo: mientras ambas partes coincidieron en que los operarios perdieron un 8% de su poder adquisitivo por la inflación de 2018 y la UOM reclamó una compensación por ese desfase, las diferencias surgieron por el plazo de vigencia del convenio de este año. El sindicato sugirió fijar períodos más cortos que el anual, incluso por trimestre, en tanto que las cámaras del rubro avisaron que intentarán sostener la vigencia habitual de doce meses.

El primer encuentro se produjo en la sede de la Unión Obrera Metalúrgica, adonde acudieron representantes paritarios de todas las cámaras empresariales: Adimra, la mayoritaria por número de empresas asociadas, Camima (pyme), AFAC (autopartistas), Caiama (productores de aluminio), Fedehogar (electrodomésticos) y Afarte (terminales electrónicas fueguinas).

En la reunión no hubo mención de porcentajes de ajuste para este año, pero algunos gremialistas admitieron que entre el desfase por 2018 y una inflación esperada cercana al 40% para los próximos meses una proyección lógica daría un total de incremento cercano al 50%. Los paritarios de ambas partes volverán a verse el 5 de abril.

En rigor, el reclamo de la UOM quedó sujeto a múltiples interpretaciones. El jefe del gremio, Antonio Caló, mencionó varias alternativas de aumento una vez que tomó la palabra y guió la negociación. Recordó que mientras el salario base promedio en el sector alcanza los 20 mil pesos, la canasta básica que mide la pobreza en la Capital Federal fue cifrada ayer en 26.858 pesos. Una suba de sueldos en esa línea daría cerca de 35 por ciento aunque no contemplaría la actualización inflacionaria. A diferencia de otros años, Caló optó por cargarles a los empresarios la responsabilidad de realizar una oferta. “Queremos una propuesta que nos mantenga el poder adquisitivo de los salarios”, le resumió el propio dirigente anoche a este diario. En función del número propuesto por las cámaras patronales, el gremio contestará con la otra variable sujeta a negociación: el plazo de vigencia. Como había adelantado Ámbito Financiero, la UOM anhela reducir los plazos de vigencia del acuerdo de este año de modo tal de no atarse hasta el año que viene, con escala en las primarias y la elección presidencial, a un número resuelto en el primer cuatrimestre.

Como planificación ideal los dirigentes apuntarán a imitar el mecanismo aplicado por el sindicato de mecánicos (Smata) en los últimos años, de firmar con las terminales automotrices acuerdos trimestrales que se ajustan en función de la inflación acumulada en el período precedente. Esta semana el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, retrucó que para el Gobierno serán aceptables revisiones semestrales de los acuerdos en tanto el plazo de vigencia se mantenga en doce meses, lo tradicional.

Aunque el encuentro de ayer giró en torno de la actualización salarial, en todo momento sobrevoló la crisis profunda que atraviesa la producción en general, y la actividad metalúrgica en particular. Anoche, un dirigente empresario precisó que mientras el promedio de uso de la capacidad instalada en la industria apenas supera el 50%, en el rubro metalúrgico la situación es incluso peor, con establecimientos que utilizan apenas el 40%. Más allá de esa crisis, tanto pequeños como grandes empresarios admitieron que le asiste la razón a la UOM en reclamar una actualización de por lo menos 8% para empardar la inflación de 2018 con la suba salarial pactada para ese período..

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario