Aeropuerto con más seguridad, pero el público aún no lo nota

Información General

En el Aeropuerto Internacional de Ezeiza se reforzaron en la última semana las medidas de seguridad, aunque no lo haya notado aún el público. La nueva batería de controles que prepara la cúpula interventora de la Policía Aeronáutica Nacional (PAN) incluiría mayor tecnología, entre otros proyectos que no han sido revelados. «Se está aplicando ahora, pero va a llevar tiempo, porque hay que esperar la llegada de máquinas y eso demora, además de su instalación y su correcta utilización», reveló a este diario una fuente judicial consultada ayer en el aeropuerto.

Entre las medidas se prevé agregar mayor número de máquinas de rayos X en los muelles de despacho de equipajes, llamados «islas» de valijas o «plataformas» de carga, para extremar la supervisión de valijas y bolsos. Para dar las nuevas directivas de seguridad y para aclarar la situación futura de los efectivos de la PAN el interventor Jaime Garreta se reunió ayer hacia las 17 en la Dirección Nacional de la fuerza, cuyo edificio queda en el aeropuerto. Allí, el funcionario le «dio la mano a cada uno de los efectivos de la fuerza». Explicó además que no tendrían de qué preocuparse porque -afirmó un testigo- «nos dijo que íbamos a conservar nuestros trabajos». La PAN, según consignó un efectivo consultado por este diario, «sigue funcionando como siempre hasta ahora, los operativos son los mismos, la gente es la misma, los controles son los mismos, hay algunos cambios internos pero que se están ahora poniendo en marcha, lo demás, es igual que siempre, no cambió la forma de trabajo».

No obstante ayer, se encontraban reunidos en la puerta de la Dirección de la PAN varias decenas de efectivos, no todos conformes, entre los que se dejaba ver una « interna» entre ellos y la nueva cúpula. Algunos no se atrevieron a hacer declaraciones, aunque hubo quejas en cuanto a la nueva forma de organización que proponen. «Es que nosotros sabemos cómo se trabaja acá, siempre estuvimos en esto», se quejó un efectivo. En cuanto al resto de los operativos de control, un allegado a la intervención aseguró que «se está realizando una auditoría de todo lo que fue hasta ahora el tema controles y se están extremando algunas medidas». Existe también la orden de no hacer declaraciones a la prensa.

• Sin cambios

El circuito de despacho de valijas sigue siendo el mismo también: primero se pesan en los mostradores de las aerolíneas y luego se envían a las plataformas de carga, donde son revisadas por rayos en los distintos muelles. Luego, son cargadas en cajas de contención metálicas que están rotuladas con el nombre de la empresa que las va a embarcar y son empujadas hacia las bodegas por medio de un sistema de poleas que arrastran luego camiones. En todo ese trayecto, hay personal de la PAN y de cada empresa. Al menos ayer, pudo verse este proceso completo, aunque sin demasiada presión por parte del personal de control, que trabajó -según indicó- «como siempre». Las valijas que llegan también son revisadas de esta forma. «Hay perros que ayudan a detectar si hay drogas, pero básicamente, en el espigón internacional, el control pertenece a la Aduana», explicó un empleado que trabajaba en ese sitio de acceso restringido.

Una pasajera que llegó desde Chile con destino a Ezeiza por la empresa Air France, a las 16.45, reveló ayer,
«no me hicieron ningún control extra, la verdad es que no me revisaron, sí en el aeropuerto de Chile, pero aquí nada más que lo habitual, como pasar por el detector de metales y completar las planillas de la Aduana». Esta fue la demostración de que continúa imperando la metodología del control aleatorio y no total del equipaje, ya sea nacional o internacional.

Dejá tu comentario