Abogados quieren pista en reforma previsional

Política

En pleno proceso de la reforma previsional, los abogados decidieron ayer jugar una carta fuerte: le pidieron a Néstor Kirchner que los incluya en el proyecto de ley oficial que les permitirá elegir el sistema jubilatorio sin estar atados a la Caja de Seguridad Social de Abogados de Buenos Aires (Cassaba). Unos 50 mil abogados tributan compulsivamente a esa caja, de los cuales 25 mil también lo hacen en su respectiva caja previsional de la provincia de Buenos Aires. Esa supuesta anomalía, decidida por el directorio de Cassaba, fue cuestionada el miércoles por un decreto de Jorge Telerman que dejó sin efecto esa autorreglamentación bajo apercibimiento de impugnarla judicialmente.

De este modo, el candidato y jefe del Gobierno porteño marcó claras diferencias con el destituido Aníbal Ibarra, quien había ignorado los reclamos de los abogados.

El presidente del Colegio de Abogados, Jorge Rizzo, consideró ayer que de persistir la obligatoriedad de aportar a Cassaba impidiendo la elección de un sistema jubilatorio, ya sea en un régimen de reparto o AFJP, los abogados serían los únicos excluidos y «discriminados» en caso de sancionarse la ley que hoy promueve el jefe de la ANSeS, Sergio Massa.

«Esta inequidad nos dejaría fuera de la posibilidad de ejercer también nuestro inalienable derecho de poder elegir cuál será nuestra caja jubilatoria, manteniéndose un beneficio que sólo favorece a la corporación que maneja una caja creada con un mecanismo contrario a nuestra Constitución, repudiada por los abogados y que atenta contra el financiamiento del sistema nacional de reparto.»

  • Pedido

    Por esa razón, le pidieron a Kirchner que «se incluya expresamente dentro del texto del proyecto a los abogados para que no quede margen de duda sobre la posibilidad de decidir cuál será el sistema jubilatorio al que determinemos afiliarnos».

    Lo que sigue es parte del diálogo que ayer tuvo Rizzo con este diario en relación con la caliente disputa por la continuidad de Cassaba.

  • Decreto de Telerman: lo que ha hecho el jefe de Gobierno es terminar con una parodia de que un organismo como Cassaba reglamente una ley cuando no tiene potestad para hacerlo.

  • Ilegalidad: hasta ahora, no hay una sentencia definitiva. Hay una medida cautelar que nos dio la razón, pero luego una sala -la misma que avaló la constitucionalidad de las leyes secretas-cambió el efecto de esa medida y obligó a los abogados a desembolsar esos aportes. Más de 8.500 abogados firmaron en contra de esta caja. Hoy todo el dinero que entra a Cassaba es patrimonio de la caja.

  • La pelea: la creación de esta caja es la cabeza de playa de la colegiación de todas las profesiones y de la creación de una caja de jubilación para cada una de las profesiones. Un negocio que en el caso de los abogados es de 60 millones anuales, pero que si pagáramos todos sería de 300 millones y que, de generalizarse, alcanzaría los 1.000 millones de pesos. Esto desfinancia el sistema de reparto y quita chances de volver al Estado que no va a poder pagar.

    Ayer, el gobierno anunció el envío al Congreso del proyecto de ley que establece la libre opción entre los sistemas jubilatorios de capitalización y reparto por un período inicial de 180 días.
  • Dejá tu comentario