Acorralado, Macri embisitó contra Justicia

Política

Acusó al Gobierno de "ir contra sus hijos", pero volvió a fustigar a la fiscal Boquín y presionó a jueza Cirulli que debe definir la quiebra de Correo SA.

El expresidente Mauricio Macri publicó una carta a través de sus redes sociales, en donde se refirió a la causa Correo Argentino que lo involucra. “El Gobierno busca venganza, buscan dañarme y tienen como objetivo a mis hijos. Ese acto lo ejecutan a través de la Justicia, manipulada por el procurador del Tesoro, Carlos Zannini”, aseguró. La sorpresiva esquela en la cual aventura que el país va camino a convertirse en “Argenzuela” responde a avances en la causa penal que lo investiga por el intento de arribar a un acuerdo ruinoso durante su Gobierno, movimiento que fue abortado por la justicia (ver página 13). Desde Europa, el exmandatario señaló que la investigación judicial pone “en juego la integridad” de su familia y “la idea misma de Justicia”, y cuestionó el rol de la fiscal Gabriela Boquín: “Rechazó todas las propuestas de pago hechas por Correo Argentino y sólo se preocupó por perseguir su quiebra”.

“Voy a explicar en esta carta algunos aspectos de lo que está pasando en la causa del Correo para que la opinión pública tenga claro que no solo está en juego la integridad de mi familia, sino la idea misma de justicia. Esto que me está pasando a mí no le puede pasar a ningún otro argentino”, sostuvo y apeló a la comparación con la causa Oil Combustibles, que siguió el camino inverso y cuya quiebra se decretó en tiempo record. El del Correo es el caso más largo -21 años- de concurso de acreedores en la historia de la justicia comercial.

“En 2001, Correo Argentino SA, concesionario del servicio postal, tuvo que presentarse en convocatoria de acreedores por los graves incumplimientos de los compromisos del Estado Nacional. En efecto, a los pocos meses de haber asumido, Néstor Kirchner rescindió la concesión del Correo violando el debido proceso. Además, en un acto inconstitucional, le robaron a la empresa todos los activos: la totalidad de su equipamiento, vehículos, instalaciones, infraestructura, sistemas y hasta el dinero en las cuentas bancarias. El Estado nunca pagó ni un peso por esos activos”, afirmó Macri. Es lo mismo que viene sosteniendo casi del inicio del litigio donde el clan Macri sembró de demandas cruzadas al Estado. En la propuesta de pago que fue denunciada ante la justicia ocurrida a fines de 2016 se afirmaba que pagaría cuando le abonaran su demanda. Boquín apuntó que hubo maniobras de vaciamiento a lo largo de los años en beneficio de las controlantes: SOCMA y Sideco Americana de la familia Macri y cuyos hijos resultan accionistas junto a los hermanos del expresidente debido a que delegó sus acciones.

“A partir de ahí, el gobierno kirchnerista rechazó todas las propuestas concursales que siempre contaron con la aprobación de los síndicos y el acompañamiento de la casi totalidad de sus 700 acreedores”, afirmó. Este punto también está en duda porque las mayorías de acreedores habrían sido manipuladas y tienen como base créditos adquiridos por el Meinl Bank, una entidad cuya licencia fue suspendida en Europa por estar involucrada en maniobras de lavado. “Esta situación anormal se dilató durante los últimos 18 años. Agotados por el atropello político y judicial, y sin expectativas de encontrar justicia, recientemente los accionistas aprobaron el pago del 100% de la deuda y el pago de todos los intereses de esa deuda, según la Justicia determine”, dijo. Ese pago, según la fiscalía, y varios de los acreedores incluyendo a los trabajadores que tienen crédito privilegiado solo representa una quinta parte de lo adeudado e implica también que AFIP y Banco Nación cobren sus acreencias en 18 cuotas anuales.

“Sin embargo, el gobierno rechazó una vez más esta propuesta. Al contrario, se manifestó en forma aún más hostil e ilegal que los gobiernos anteriores de Cristina Fernández de Kirchner. ¿Por qué Zannini hace esto? Porque mis hijos fueron accionistas. Esa es la razón. Es la forma de atacarlos para atacarme. Esta es la verdad. No es justicia, es persecución y venganza”, sostuvo el expresidente al tanto de que en la justicia abandonaron el letargo del expediente donde está implicado y donde teme ser llamado a indagatoria.

Dejá tu comentario