Crisis en el Gobierno: mientras sigue la tensión, preparan los anuncios de medidas económicas

Política

A raíz del cimbronazo sufrido en las PASO, el Ejecutivo buscará dar un golpe de timón con un nuevo gabinete y medidas económicas para inyectar dinero en los bolsillos de las clases medias y bajas.

El Gobierno nacional se encuentra por estas horas en plenas negociaciones para poder sortear la crisis en que quedó sumido el Frente de Todos tras la derrota electoral del domingo pasado.

El presidente Alberto Fernández desde Casa Rosada y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner desde su oficina en el Senado trabajan en acercar sus posiciones para poder delinear un nuevo gabinete de ministros.

Ya se especula con la posible salida del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el vocero presidencial Juan Pablo Biondi, del riñón del jefe de Estado; así como otros funcionarios que responden a Cristina como el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro.

En paralelo, se analizan una serie de medidas económicas de forma escalonada que conforman el paquete con el que busca aumentar el poder adquisitivo en las clases medias y bajas tras los resultados adversos a nivel nacional en las elecciones PASO.

De acuerdo a lo que pudo conocer Ámbito, el Presidente evaluó las iniciativas en una reunión a la que concurrieron Cafiero, Cecilia Todesca Bocco, vicejefa de Gabinete; Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas; y Juan Zabaleta, ministro de Desarrollo Social.

"De los errores aprendemos. Hay una demanda y a partir de mañana vamos a prestarle atención y resolver el problema que la gente nos plantea", reflexionó el jefe de Estado en el búnker del Frente de Todos al conocerse los números de los sufragios.

La caída en casi en todo el país y principalmente en el conurbano bonaerense representó un cimbronazo para el Ejecutivo, que ahora tiene el objetivo de revertir los porcentajes de votación para los sufragios legislativos del 14 de noviembre a través de la inyección de dinero en la sociedad.

La batería de medidas fueron confirmadas a comienzos de esta semana a este medio por fuentes en la Casa Rosada y estarán enfocadas en aumentar los recursos para programas sociales y asignaciones, tales como la AUH, y los fondos para obra pública.

En ese sentido, este jueves se conocieron dos anuncios: el adelanto para este martes de la apertura del debate para el aumento del salario mínimo, vital y móvil que actualmente está en $29.160 y podría ser llevado a un 10% más, y la suba del mínimo no imponible en el impuesto a las ganancias a $175.000.

Además, se conocerá la entrega de un bono compensatorio para jubilados y pensionados para el mes de octubre y el lanzamiento del programa Previaje para ese grupo etario.

Una posibilidad que comenzó a analizar el Ejecutivo es un "IFE segmentado" y créditos a tasa cero para trabajadores asalariados.

Dejá tu comentario