Gobierno apura agenda de leyes judiciales y manda combo "productivo" (incluye cannabis)

Política

El jefe de Estado reclamó por iniciativas sobre la Justicia que empujó el cristinismo en el Senado y que se encuentran frenadas en Diputados. Alarma por la incorporación -al estilo 2013- de la reforma del Consejo de la Magistratura. Emergencia sobre servicios públicos y promesas educativas.

Alberto Fernández abrió ayer un nuevo período de sesiones ordinarias y prometió decir “francamente” lo que pensaba. En cuanto a los proyectos para que el Congreso trabaje durante el corriente año, el Presidente infló la agenda de leyes judiciales y fue más allá de la agenda cristinista de 2013, ya que no sólo habló del Consejo de la Magistratura, sino también de la Corte Suprema.

Minutos antes de ese vendaval, donde hubo un fuerte reclamo por las más que polémicas reformas judicial y del Ministerio Público Fiscal, que aprobó el Senado y se encuentran trabadas en Diputados, el jefe de Estado también solicitó un rápido aval de alivios en Ganancias, y apuntó a un combo de proyectos sobre tecnología y producción, entre los que se encuentra el cannabis. Veamos:

Abrazo a Cristina. Alberto Fernández pidió, como primer punto de la agenda judicial, que Diputados sancione el cuestionado esquema de funcionamiento del fuero federal que el oficialismo propuso y luego modificó a último momento en el recinto del Senado -en un papelón- y, como dijo el Presidente, “una reforma a la ley que reglamenta aspectos vinculados a la selección del titular del Ministerio Público”.

Sobre este punto, dejó claro que “sería muy importante que ese proyecto se trate para regularizar de una vez por todas ese órgano que la constitución instituye”. El tema es que ni siquiera el candidato a procurador general del Frente de Todos, el magistrado federal Daniel Rafecas -no fue mencionado en el discurso-, está de acuerdo con la modificación de una mayoría de dos tercios hacia una mayoría absoluta de la Cámara alta para confirmar su pliego.

Además, detrás de esa iniciativa aparece la verdadera guerra del Frente de Todos contra el procurador interino, Eduardo Casal, y fiscales apuntados por el Gobierno como Carlos Stornelli, pese a que el primer mandatario no se animó a decir su nombre y apellido.

Corte Suprema. El jefe de Estado habló de dos proyectos. “El primero de ellos tiene que ver con el funcionamiento del recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia da la Nación. Propondremos reformas a efectos de establecer la exacta competencia del máximo tribunal, consistente en la revisión de la constitucionalidad de las normas aplicadas en sentencias. Propiciaremos también que las cuestiones vinculadas a lo que jurisprudencialmente se ha denominado ‘arbitrariedad’ sean exactamente definidas para acabar con la discrecionalidad que hoy se observa”, aseguró Alberto Fernández.

Luego, se enfocó en una ley “que reformule el funcionamiento del Consejo de la Magistratura, como órgano constitucional que debe optimizar todo el proceso de selección y capacitación de los jueces en la Argentina”, para “despolitizar ese ámbito, para que los mejores y más capaces magistrados, lleguen a ocupar sus funciones sin condicionamientos, sin favores a devolver y sin la contaminación con los poderes corporativos o políticos”.

De yapa, el Presidente anunció que “consultará” a gobernadores por “la creación de un Tribunal Federal de Garantías que tendrá competencia exclusivamente en cuestiones de arbitrariedad y al que se podrá llegar por vía del recurso extraordinario” -nuevo cruce con Corte Suprema-, e intentará promover “el juicio por jurados para la sanción de aquellos delitos graves que se cometan en el ámbito federal”, con el objetivo de cumplir “así con una cláusula de la Constitución Nacional de 1853 que nunca se hizo operativa a nivel federal”. La oposición ya deposita una lupa sobre este tema, donde quedan englobados delitos de corrupción.

Tecnoproducción. La primera iniciativa tiene que ver con la fabricación de vehículos eléctricos y la implementación de incentivos fiscales. Estiman inversiones por más de u$s5.000 millones de dólares.

Otra ley está relacionada con el cannabis. “Tiene propiedades de gran utilidad con fines medicinales e industriales. La industria mundial del cannabis medicinal triplicará su volumen de negocios en los próximos cinco años. El proyecto prevé la utilización del cultivo exclusivamente con fines de industrialización para uso medicinal e industrial”, sintetizó el jefe de Estado.

También hubo una promesa para “fortalecer las compras nacionales de medicamentos; la elevación de márgenes de preferencia para empresas nacionales, hasta 20% para el caso de pymes”, así como la reiteración del demorado proyecto agroindustrial. No menor fue el anuncio de una ley hidrocarburífera integral, pese a que en 2014 se sancionó una. Se esperan mejores resultados con la nueva y seriedad en su articulado.

Tarifas

Alberto Fernández sostuvo que el Congreso tendrá que debatir un texto que declarará “la emergencia de servicios públicos y regulados, con el objetivo de desdolarizarlos definitivamente y adecuarlos a una economía en la que los ingresos son en pesos”. Lo que algunos pocos oficialistas se preguntan es de dónde saldrán las inversiones para mejorar las diferentes áreas.

Ganancias

El primer mandatario no se olvidó de apalancar el proyecto sobre Ganancias de presentó días atrás el presidente de Diputados, Sergio Massa. “Si lo hacemos, más de 1.200.000 argentinos quedarán liberados de pagar ese tributo. Quienes trabajan y quienes se han jubilado se beneficiarán con ello recuperando así su capacidad de compra”, manifestó. Y agregó el reclamo -pese a una inactividad plena durante meses- de la actualización y recategorización del régimen de Monotributo.

Quienes miran de reojo la inminente discusión sobre Ganancias son los gobernadores -incluido el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pese a no lo firmó por la tajada de fondos de Nación a Ciudad-, que esperan no sólo la sanción del Consenso Fiscal para subir impuestos locales -pésimo destino, e incluso algunos ya lo hicieron y crearon nuevos tributos- y suplir el ingreso de dinero a las arcas provinciales, sino también la réplica del pisotón para que no baje el porcentaje de Ganancias en empresas. Así y todo, piden más pese a ser en su mayoría kirchneristas reconvertidos.

Más proyectos

Alberto Fernández expresó que se avanzará en una nueva ley de Financiamiento Educativo, y que se retomará “la convocatoria a debatir una nueva Ley de Educación Superior”.

Dejá tu comentario