Gobierno arma acto de apoyo a Alberto ante FMI

Política

Por segunda vez en menos de un mes, el Gobierno nacional movilizaría a la militancia en la calle. El acto coincide con el cierre de la negociación con el Fondo y con los 38 años del regreso de la democracia.

¿Alumbra el albertismo? El Presidente podría anotarse la segunda movilización propia en menos de un mes luego de la derrota en las legislativas del 14 de noviembre. Con motivo de un nuevo aniversario de la recuperación de la democracia, y por los primeros dos años de mandato de Alberto Fernández, el Gobierno nacional explora el formato para una nueva movilización político tras el acto de la CGT en Plaza de Mayo donde el Presidente fue el único orador.

El disparador del acto que se prepara para el 10 de diciembre sería el aniversario número 38 de la asunción de Raúl Alfonsín como Presidente, lo que significó el retorno de la democracia a la Argentina tras la última dictadura militar que se extendió entre 1976 y 1983. “Se planteó la posibilidad de hacer un evento, un acto alrededor del Día de la Democracia y se estaba trabajando en cuál podría ser el formato. Hay también en el Gobierno la convicción de que son fechas muy importantes para la Argentina y van marcando también una etapa y un proceso hacia adelante donde tenemos que recuperar la participación, la movilización”, señaló el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

En Casa Rosada, el jefe de Estado recostó la gestión sobre sus ministros de máxima confianza, como Katopodis y Juan Zabaleta (Desarrollo Social) además de mantener a Santiago Cafiero como su principal consultor político más allá del desembarco de Juan Manzur en la Jefatura de Gabinete. A mediados de noviembre, la CGT movilizó a Plaza de Mayo junto a intendentes del conurbano bonaerense y movimientos sociales para respaldar la gestión de Alberto luego de la derrota electoral. En la Plaza se sumó La Cámpora con Máximo Kirchner. En ese acto, el Presidente pareció desafiar la lapicera de Cristina para armar las listas electorales al afirmar que en 2023 desde el primer concejal hasta el Presidente deberían ser elegidos en las primarias abiertas.

La derrota en la provincia de Buenos Aires, donde Cristina Kirchner tiene sus principal bastión electoral, impactó también en el Instituto Patria y empoderó a los intendentes del peronismo más ortodoxo quienes se adjudicaron la remontada en el resultado logrado de la PASO a la general. En el marco de esa reorganización interna del Frente de Todos, y apoyado en la CGT y en los Gobernadores, surge esta seguidilla de actos para apoyar la gestión presidencial impulsados desde el Gobierno nacional. En declaraciones radiales, Katopodis indicó que “el Gobierno y el Presidente (Alberto Fernández) ha tomado la decisión y lo ha planteado la semana siguiente a las elecciones en Plaza de Mayo sobre la necesidad de tener una fuerza política más movilizada, con más presencia en la calle, con mayor participación política y social”.

De todos modos, el integrante del Gabinete aclaró: “Lo del 10 de diciembre no sería solo para nuestra fuerza política, sino para todos los sectores, sería abierto, amplio, porque es lo que corresponde y lo que pretendemos”. “Hay una decisión en el peronismo y en Alberto Fernández de, a la salida de esta pandemia, contar con una fuerza política más organizada y con mucha más presencia en la escena pública acompañando la gestión”, remarcó Katopodis.

El acto coincidiría además con el envío al Congreso del plan económico plurianual que contendrá el acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional para renegociar la deuda de 44.500 millones de dólares contraída por la administración de Mauricio Macri. El Gobierno nacional busca sumar apoyo político, interno y externo, para blindar los términos de la negociación. En ese sentido, Katopodis afirmó que la Argentina va hacia un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que “no se detenga el crecimiento económico” proyectado para los próximos dos años y, ante esta situación, “la oposición va a tener que decidir si está de acuerdo o no”.

“Vamos a tener dos años de crecimiento y tenemos que discutir qué tipo de país queremos. El acuerdo con el FMI pone en discusión el perfil del gasto, pero no vamos a recorrer el mismo camino que el macrismo que lo primero que recortó fue la obra pública”, aseguró el ministro en declaraciones a la radio online FutuRock. Para Katopodis “no va a haber recortes en la obra pública” porque hay una decisión del presidente Alberto Fernández para que “el acuerdo con el Fondo Monetario no detenga y no comprometa un proceso de recuperación de la economía”.

Dejá tu comentario