Arrasa el salvajismo de la burocracia piquetera con oficinas del Estado

Política

• Dirigentes irascibles porque no pueden explicar el uso de los planes sociales.

• No hubo un solo detenido en la agresión al Ministerio de Desarrollo Social porteño.

Un grupo de piqueteros a los que el Gobierno porteño identificó como integrantes de la Asamblea de San Telmo provocó serios destrozos en una dependencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad. El hecho recordó al incidente que se produjo en La Plata en diciembre pasado.

Los manifestantes irrumpieron por la mañana en la sede de la Dirección de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social porteño, ubicada en Avenida Belgrano 858 de Capital Federal, donde tiraron excrementos, basura, huevos, rompieron parte del mobiliario y escribieron las paredes.

  • Motivos

    «Esto ocurrió porque el grupo se opone al empadronamiento y transparentación de los planes sociales que el Ministerio de Bullrich está llevando a cabo», se informó desde la cartera de Desarrollo Social de la Ciudad que conduce Esteban Bullrich.

    Según los voceros ministeriales, la Asamblea de San Telmo obstruyó el tránsito en la avenida Belgrano y luego «atacó» la sede de la Dirección de Economía, « dejándola inutilizable».

    Los agresores «arrojaron piedras, rompieron vidrios, entraron por la fuerza, y defecaron en el lugar», describieron los voceros y anticiparon que Bullrich «va a tomar acciones judiciales».

    En las paredes interiores y en los accesos los manifestantes escribieron «Macri facho, ladrón, garca», mientras que dejaron contenedores y tachos de basura del espacio público dados vuelta dentro de la oficina.

    Tras los incidentes, Bullrich decidió «cortar todo diálogo con la Asamblea» y anunció que «ya no será considerada una organización social» porque «sus actos muestran que su fin no es construir capital social, sino destruirlo».

  • Descuentos

    «Iniciaremos acciones civiles para que se les descuenten del subsidio recibido los costos para arreglar la sede», anticipó Bullrich, quien actualmente lleva adelante un operativo de empadronamiento de todos los planes sociales para erradicar posibles irregularidades en la entrega de subsidios.

    Según el comunicado del Ministerio, de los 5.250 beneficiarios de los planes sociales sólo se presentaron 2.153, y se comprobóque 300 personas no eran en realidad desocupados. En tanto, desde la Asamblea de San Telmo, grupo que conduce Rubén Saboulard, se admitió que participaron de una protesta frente a la sede gubernamental pero se despejaron de los incidentes que atribuyeron a «personas encapuchadas que de ninguna manera pertenecen a nuestra organización», según un escrito difundido ayer.

    El hecho recordó, por las formas, a la toma del ministerio de Desarrollo Social bonaerense, ocurrido en diciembre pasado en La Plata, apenas se inició la gestión de Daniel Scioli como gobernador. En aquel caso fue más brusco: hubo armas de fuego y rehenes.
  • Dejá tu comentario