Bendición de Cristina al Consejo Agroindustrial

Política

Reúne a 42 entidades que relacionan el campo con la producción de alimentos. Reencuentro tras años.

Cristina de Kirchner recibió ayer en el senado al Consejo Agroindustrial argentino, una organización que se lanzó oficialmente el pasado 17 de julio y que suma a 42 entidades relacionadas al campo y a la producción de alimentos, entre los que hay representantes del gremialismo rural -a excepción de la Sociedad Rural Argentina-, integrantes de las cadenas de valor, exportadores, bolsas de cereales y la Mesa de las Carnes.

Así, allí están anotados CONINAGRO, Confederaciones Rurales Argentinas, la Federación Agraria Argentina, las bolsas de cereales de Buenos Aires, Bahía Blanca, Córdoba, Entre Ríos, Chaco, Rosario y Santa Fe. También la Cámara Argentina de Feedlot, la de la Alfalfa, de productores avícolas, del maíz Pisingallo, de industriales arroceros, de la industria aceitera y de puertos privados; el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas, el de Exportadores de Cereales y la mesa nacional de carnes.

El Consejo le presentó a la vicepresidenta su plan para exportar hasta u$s100.000 millones y generar 700 mil empleos. Es el mismo que ya le llevaron a Alberto Fernández.

La explicación corrió por cuenta del presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins, quien concurrió acompañado por Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), y Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC).

Martins explicó despues que Cristina de Kirchner le dio un “respaldo al proyecto, se puso a disposición y nos alentó a seguir trabajando. Fue una reunión muy cordial. Nos atendió de primera, muy amable”.

El plan contempla la implementación de beneficios para la inversión, las ventas al exterior, una política de reintegros e incluso de derechos de exportación ante un crecimiento de las mismas exportaciones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario