Blumberg da fin a disculpas y relanza campaña política

Política

El cantito del final lo dijo todo. «Borombombóm, borombombóm, Juan Carlos Blumberg gobernador.» En las oficinas de Corrientes al 800, un centenar de dirigentes, amontonados, rodeaban a Blumberg y tras escucharlo refritaron el coro infantil del Clemente del 78.

Casi un acto de lanzamiento en medio del fuego cruzado por el uso de un título de ingeniero que no tiene. «Voy a seguir trabajando en política», dijo Blumberg. «Tengo una decisión tomada y la voy a dar a conocer después de la elección de la Capital», completó.

Todo se planificó como un contraataque: entre las críticas -fue especialmente implacable el ministro Raúl Rivara-Blumberg se mostró rodeado por algo más de cien dirigentes bonaerenses que respaldan su potencial candidatura a gobernador en la provincia de Buenos Aires.

  • Hacia adelante

    Luego de pedir «perdón» por el «error» de no aclarar que no era ingeniero, Blumberg saltó hacia adelante: se tomará, como informó este diario, unos días de descanso hasta el sábado para participar, el domingo, de los festejos por el eventual triunfo de Mauricio Macri.

    Su retiro será en un monasterio de Los Toldos, en el noroeste bonaerense, donde descansará y se dedicará a leer -dijo-«algunos libros». Ayer le agregaron uno más: el dirigente del peronismo disidente Horacio Alonso le regaló una obra sobre conducción política de Juan Domingo Perón.

    «Cuando a Perón, los gorilas le decían que no era general, él decía que ese rango se lo había dado el pueblo no las Fuerzas Armadas. A usted, el título de líder social no se lo dio el gobierno sino la gente», escenificó Alonso para endulzar los oídos de Blumberg.

  • Silencio

    Luego del acto improvisado de ayer, en las que serán sus oficinas de campaña, Blumberg saldrá de escena por unos días para no interferir en la campaña de Macri. En principio tenía previsto irse hasta la semana próxima pero ayer resolvió volver el sábado.

    No quiere perderse la foto del domingo en «Che Tango» donde, según todos los pronósticos, Macri festejará su triunfo en el ballottage porteño. Por eso, salvo una contraorden, tiene agendado aparecerse por el búnker de campaña que el macrismo usará el domingo.

    Ayer, rodeado de dirigentes -en su mayoría peronistas anti-Kirchner-Blumberg dio a entender que luego de la elección porteña anunciará su candidatura a gobernador y, además, prometió discutir sobre un casillero vacío: la candidatura presidencial de la oposición.

    «Tengo la decisión tomada:voy a mantener el compromiso que tomé ante la tumba de Axel y voy a seguir trabajando para mejorar las cosas», aseguró Blumberg. Fue el modo más preciso de negar que el incidente por su falso título clausure su futura candidatura.

    Luego de varios días de desazón, anoche volvió la euforia al entorno del dirigente. En su momento temían que la revelación que este diario hizo sobre su condición de no ingeniero, trunque su carrera política y electoral. Ayer, Blumberg les dijo que sigue en carrera.

    Desafió, incluso, al propio Macri que, el lunes, cauteloso, trató de bajarle el tono a la polémica al destacar la «honestidad» de Blumberg al admitir el error.

    A su vez, Jorge Macri, primo de Mauricio, quien sonaba como posible candidato a vice de un supuesto Blumberg candidato a gobernador, intervino ayer en la discusión y dijo que PRO esperará unos días para evaluar si mantiene en pie o no la postulación del padre de Axel.
  • Dejá tu comentario