Cabildo del PJ anti-K para tentarlo a Duhalde

Política

«Sin proyecto bonaerense no hay destino para ningún proyecto nacional.» La frase funciona, desde la junta puntana en Potrero de los Funes, como el mandamiento «top» del peronismo anti-K y justifica la cumbre de la franquicia BA que programan para el próximo sábado.

Continuidad del mitin serrano de principios de julio, donde se conformó el Comando Superior Peronista (CSP) con Carlos Menem, Ramón Puerta y Adolfo Rodríguez Saá, la extensión bonaerense plantea un encuentro que tiene como objetivo no declarado tentar a jugar a Eduardo Duhalde.

Todo se explica: al mandamiento de los anti-K se le agrega una segunda oración y refiere a que en Buenos Aires «el único» que tiene capacidad de fuego para confeccionar un armado peronista con algún rigor y con despliegue territorial es el ex presidente y ex gobernador.

Algo más; alguna vez, la fantasía de los que comparten tardes de mate, o de pesca o de tenis con Duhalde, fue que acepte postular a su esposa, Chiche, como la candidata del PJ anti-K para gobernar en la provincia o como escolta en una fórmula nacional.

Por ahora, la intervención del lomense ha sido más que nada anímica, casi sacerdotal.

Aunque dirigentes que provienen de su espacio juegan en el esquema que gestó San Luis, el ex presidente se ha mantenido distante y se limitó a difundir la teoría de las «células dormidas» según la cual sus antiguos soldados están con Kirchner sólo para lograr otro mandato.

  • Puntas sueltas

    A los Rodríguez Saá ni a Jorge Sobisch, promotores del Movimiento Frentista Peronista, más conocido como PP -por Peronismo Peronista- les sirve la tibieza de Duhalde, entonces quieren poner en marcha su grupo en provincia para forzarlo, creen, a jugar.

    Pero no es fácil. Hay muchas puntas sueltas en ese nudo:

  • Además de Duhalde hay un intríngulis con Ramón Puerta que a pesar de contribuir al esquema de San Luis, aparece también en sintonía con Mauricio Macri mientras que en la provincia de Buenos Aires, de la mano de Aníbal «Toti» Leguizamón, tiene en marcha un diálogo con sectores de PRO, Recrear y del coloradismo que capitanea Francisco De Narváez.

  • El puertismo piensa en la provincia pero, también, se maneja con un criterio adicional que grafican, sin ninguna sutileza, «depurar la foto». Es decir: hacer un esquema « presentable» lo que, a priori, excluiría a más de uno de los que participaron del encuentro de Potrero de los Funes. Sin tanto dramatismo, alimentan la visión de Recrear que califica de «peronismo jurásico» al que se reunió en San Luis.

  • Casi secretamente, como una resistencia pasiva, los peronistas anti-K se mueven con cautela a la hora de informar sobre el lugar donde harán su encuentro del sábado en el que seguirán el mandato de San Luis respecto de reorganizar a los peronismos de cada distrito. A esa tarea se dedicaron en los últimos días Carlos Dellepiane, Daniel «Chicho» Basile, Carlos Alvarez, Horacio Alonso, Mercedes Landa y Mauricio Silva, delegados de los Rodríguez Saá, Duhalde, Menem, Sobisch y hasta Juan Carlos Blumberg.

  • A ese grupo hay que agregar sectores de la UCeDé (además de Pereyra de Olazábal, también se incorpora la filial bonaerense de Bontempo) y al PAUTE de Luis Patti que mantiene teléfono abierto con Blumberg quien, a su vez, fue invitado al encuentro del próximo sábado porque algunos le avizoran un destino en ese club. La invitación se cursó, además, para De Narváez, cuyo operador es Gustavo Ferri, yerno de Duhalde.
  • Dejá tu comentario