Cada candidato con su canción

Política

Algunos se detienen en las propuestas, mínimas o desconocidas. Otros en los gestos, la historia personal, cierta corriente ideológica. Más de uno atiende las declaraciones o alguna frase, feliz o incorrecta. La mayoría define su inclinación por otras cuestiones, de la figura a la presencia, de la simpatía a la demagogia, por la expresión, la mirada, las manos. Pero todos estos elementos, en ocasiones, requieren de una liturgia suplementaria para justificar una decisión: los carteles, la publicidad, los actos, las manifestaciones, también las canciones que acompañan a los candidatos. Hasta ahora, sólo dos han mostrado una vena musical: Adolfo Rodríguez Saá y Carlos Menem. Cada uno a su modo, buscan que se peguen a su compás, sea con letra y música de bailanta (el sanluiseño) o con entonación cuartetera, el riojano. Uno, con bastante humor sobre su persona y sin prejuicios sobre hechos del pasado, hace escuchar «Ay, ¡cómo te la pusieron!». El otro, también desacartonado, combina el horror del presente con ciertas felicidades del pasado bajo el título sin ambagues «Que vuelva Carlos». El grupo a cargo Los Zarza. Cada uno a su modo musicaliza la campaña.

Por ahora, los CD no pueden comprarse en los negocios adhoc, pero antes de que circulen masivamente convendría conocer el concepto de sus letras y también el nombre de sus autores. Para Rodríguez Saá, han escrito José Luis Páez y Félix Paulo Palacios y la interpretación está a cargo del grupo bailantero Menta. Los que auspician a Menem, en cambio, cantan a través de Los Zarza y la letra del grupo cuartetero parece anónima por el momento. Ya llegará el momento para cobrar los derechos de autor. El sanluiseño antes se deleitaba en campaña con música vernácula; no sólo él cambió, ya que Menem enterró al «Matador» para pasarse a estas nuevas expresiones. Que, con un choripán y algún complemento líquido, hacen ver mejor a los candidatos.

Los dos temas ya tuvieron su estreno: uno en el acto del Luna Park de Rodríguez Saá y el otro en las dos manifestaciones de Menem (en La Matanza y en Córdoba). Ambos fueron aprobados por los homenajeados y sus estribillos contagiosos presidirán todos los movimientos de estos dos candidatos. Se les anticipa más difusión, quizá, que la réplica de un famoso tema de las Ketchup, en el cual otro grupo estimula el «que se vayan todos». Nadie asumió esta canción como propia, pero Elisa Carrió o Luis Zamora, por ahora sin autores propios ni grupos cuarteteros o bailanteros, quizás opten por esta cortina musical. En el país del «vivir con lo nuestro», el folklore urbano y las copias son materia necesaria también para los candidatos.

• Para Rodríguez Saá

Estos garcaron al Diablo y a tu padre el jubilado
Al porvenir... a tu hijo, se cargaron a tu hermano
Estos Judas se pusieron a tejer desde lo oscuro
Y despacio muy despacio destruyeron tu futuro
¡Ay cómo te la pusieron!
¡Ay cómo te la pusieron!
¡Ay cómo te la pusieron!
¡Ay cómo te la pusieron!
Entregaste tu confianza, les hiciste propaganda
Te dijeron que esperaras que ya todo se arreglaba
Los políticos de turno tu camino señalaron
Que al final te llevaría a ser ñoqui diplomado
¡Ay cómo te la pusieron!
¡Ay cómo te la pusieron!
¡Ay cómo te la pusieron!
¡Ay cómo te la pusieron!
Alfonsín, con Menem, Duhalde y después con De la Rúa
Mataron tus esperanzas, te quitaron el trabajo
Te estafaron con el sueldo y te dejaron de lado
Te curraron el presente, el futuro y el pasado
Fue Bordón, después el Chacho, la Meijide y la Carrió
Fue Lanata, fue «Clarín», fue Hadad y Longobardi
Todos ellos pregonaban un país moralizado
Y entre todos te ocultaron el soborno en el Senado
¡Ay cómo te la pusieron!
¡Ay cómo te la pusieron!
¡Ay cómo te la pusieron!
¡Ay cómo te la pusieron!
Te curraron tus ahorros, acorralaron tus sueños
Lo pactaron en Olivos, lo volvieron a pactar
Acordaron los políticos, las mil formas de robar
Y fue así que establecieron una marca universal
En la calle te robaron el estéreo, la campera
El reloj, las zapatillas, anteojos y lapicera
Políticos y ladrones, policías y soplones
Dominados por los chorros están todos los rincones.

Para Carlos Menem

Yo, que tenía un hogar. Yo tenía trabajo, tenía futuro, tenía alegría.
Yo que vivía seguro no sabía de huelgas, saqueos, piquetes, paros ni peleas,
yo me sentí orgulloso de ser un hombre argentino, ahora estoy encarcelado como un delincuente en mi propio país y vivo de la limosna esa que nos da el Estado.
Basta de tanta mentira, de tanta miseria, de tanta injusticia,
que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Menem para vivir en la nueva Argentina,
que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Menem para vivir dignamente mi vida.
Yo, que podía estudiar, que podía tener una vida mejor aquí en mi Argentina,
yo que vivía seguro no sabía de huelgas, saqueos, piquetes, paros ni peleas.
Pero yo tengo esperanza
no quiero un futuro mejor, pero sí un futuro.
Basta de tanta mentira, de tanta miseria, de tanta injusticia,
que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Menem para vivir en la nueva Argentina,
que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Menem para vivir dignamente mi vidaaaaa,
que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Menem para vivir en la nueva Argentinaaa,
que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Carlos que vuelva ya, que vuelva Menem para vivir dignamenteee mi vidaaaaa.

Dejá tu comentario