Camaño, ausente

Política

Hubo una ausencia, más que perceptible, en el estrado de autoridades que mostró ayer la liturgia oficial durante el acto de presentación del plan de seguridad del gobierno. Faltaba Eduardo Camaño, el presidente de la Cámara de Diputados. Néstor Kirchner no lo mencionó cuando encabezó su discurso, tampoco lo hizo Béliz.

Es relevante la inasistencia del diputado y, tal vez, más significativa de lo que se supone: se trata del más encumbrado duhaldista dentro de la estructura del Estado, ubicado en el tercer lugar de la línea sucesoria. Nadie comprendía del todo anoche las razones por las cuales Camaño, quien estuvo en el Congreso desde temprano, no se presentó en el acto en el que Kirchner lanzaría su plan de seguridad. Un programa cargado de iniciativas legislativas que, es de suponer, deben contar con la buena voluntad del duhaldismo para ser aprobadas.

Dejá tu comentario