Carabineros de Chile asesorarán a Mendoza

Política

Los carabineros de Chile, un cuerpo policial militarizado trasandino, firmó un acuerdo con el gobierno de la provincia de Mendoza para elaborar un plan de capacitación para la Policía de esa provincia cuyana. Ya en noviembre del año pasado desde la capital chilena hubo un ofrecimiento de los carabineros para brindar asesoramiento a la Argentina para combatir la delincuencia, como ya habían hecho Perú y Paraguay. Estos países habían adoptado un sistema chileno, llamado Plan Cuadrante -quizá parecido al de «cuadrículas» bonaerense-, con buenos logros, decían. Y se requería sólo una solicitud formal, señalaba el coronel de carabineros Raúl Retamales.

En aquel tiempo en Santiago, se comentaba que los contactos con carabineros de Chile podían estar encabezados por el entonces ministro de Seguridad bonaerense y hoy diputado nacional, Juan José Alvarez.

El actual ofrecimiento fue aceptado por el gobernador Julio Cobos (UCR), en una reunión que mantuvo en Santiago con el jefe de Gabinete de la Subsecretaría de Carabineros, coronel Lindolfo José Ibáñez Giménez; y el auditor de esa fuerza, coronel Noftal Caravantes Hernández. «Carabineros es una policía que anda muy bien y nos ha ofrecido 6 becas para dar instrucción a determinados rangos de efectivos policiales. Vendrán el mes que viene a firmar un convenio», indicó Cobos al regresar de Chile. Se trata de becas por un año que pueden ser eventualmente acortadas a seis meses.

Según
Cobos, esta policía militarizada chilena está inclinada, en su accionar, por un sistema de relación comunitario. Para lo cual quizá debería hacerse un trabajo conjunto de entrenamiento en Chile.

En realidad, lo que estaría buscando el gobierno de Mendoza es una suerte de control de gestión y de recorte de la corrupción.
«Ellos tienen un servicio dentro de la propia fuerza con el que previenen el delito interno dentro de la policía», dijo Cobos. Y agregó: «Es una fuerza especial de asuntos internos que trabaja en la prevención, detectando a los que son deshonestos, a los que actúan mal, para separarlos y no esperar a que caigan en el delito», concluyó el gobernador.

Dejá tu comentario