Carrió denunció un robo de boletas en forma "organizada"

Política

Se esfumó ayer la relativa calma que había seguido al triunfo de Cristina de Kirchner en la elección presidencial del domingo. La Coalición Cívica de Elisa Carrió presentó en el juzgado federal con competencia electoral de La Plata una ampliación de denuncia por robo de boletas en la elección del domingo que amenaza con judicializar el escrutinio a través de la impugnación de cientos de mesas de votación de la provincia de Buenos Aires.

En el escrito presentado ante el juez Humberto Blanco, los apoderados de la Coalición Cívica bonaerense, Adrián Pérez y Walter Martello, adhieren a la teoría de que por la cantidad de denuncias recibidas de los votantes damnificados «no se trató en modo alguno de casos aislados» sino de la comisión de un delito «en forma sistematizada, máxime considerando que a requerimiento de la reposición de boletas faltantes la respuesta de las autoridades de mesa y especialmente de los fiscales de otras agrupaciones era siempre la misma: 'Vote en blanco o vote por otro candidato'».

«Nosotros ya recibimos más de mil mensajes de electores quejándose por lo mismo: la falta de boletas.
Tenemos acumulada una cantidad de pruebas enorme y la medida judicial que presentamos apunta a que se investigue y a que la Justicia convoque a los afectados», advirtió ayer ante este diario la diputada electa, y jefa de campaña de Carrió, Patricia Bullrich.

En la denuncia se le pide a la Justicia electoral que «se realice un llamado al electorado que haya participado de los comicios del pasado 28 de octubre y que haya sufrido hechos como los aquí denunciados o sepa de ellos para que dé su testimonio».

Pérez y Martello reclamaron, además, que se investigue la posible «comisión de los delitos de robo, sustracción o destrucción» de boletas electorales «en forma organizada». «Queremos solicitar que se proceda a investigar la posible comisión de este delito de manera organizada por parte de personas o grupos de personas interesadas en generar un perjuicio a nuestra agrupación política», indica la denuncia de la Coalición Cívica a la que tuvo acceso este diario.

Los apoderados del partido de Carrió enumeraron en su escrito al menos 42 centros de votación donde se habría producido el robo de boletas, completando así la denuncia que el domingo por la tarde la Coalición Cívica presentó ante la Cámara nacional Electoral junto a otros candidatos opositores como Roberto Lavagna, Ricardo López Murphy, Alberto Rodríguez Saá, Jorge Sobisch, Néstor Pitrola y Fernando Pino Solanas. La respuesta del kirchnerismo estuvo ayer a cargo de la diputada Juliana Marino: «El 44% de las personas que votaron Cristina Presidente, confían en su capacidad para gobernar. El 25% que votó a Lilita presidente debe habersesentido no correspondido cuando declaró que ama más la libertad que los cargos. Cuando se ejercen lealmente, los cargos les amplían la libertad a millones de personas. Claro, gobernar es menos cómodo que denunciar».

Pero Pérez y Martello insistieron en su presentación ante la Justicia electoral en que «la sustracción de nuestras boletas fue una constante durante todo el transcurso de la elección y en casi todo el territorio de la provincia, pero la situación fue más grave en algunos distritos como: La Matanza, Lanús, Pilar, San Martín, San Isidro, Vicente López, Florencio Varela y Tigre, entre otros».

Dejá tu comentario