Carrió no quiere acelerar la investigación legislativa contra Macri

Política

La diputada Elisa Carrió instruyó a sus diputados de la ciudad de Buenos Aires para que no aceleren la conformación de una comisión legislativa que investigue la responsabilidad política de Mauricio Macri en el caso del espionaje ilegal.

"Los hechos que se le imputan a Macri son ciertos, son muy graves. Las escuchas existieron, designó a quien designó: designó al Fino Palacios sabiendo que era un delincuente", enfatizó Carrió al analizar lo sucedido.

Sin embargo, la jefa de la Coalición Cívica (CC) desconfía del juez Norberto Oyarbide. "Vamos vamos a esperar lo que decida la Cámara. Si Oyarbide lo procesara y la Cámara confirmara tendríamos la seguridad sobre Macri", precisó en declaraciones radiales. La suspicacia de Carrió se remonta a finales de 2009, cuando el magistrado cerró la causa por enriquecimiento ilícito contra los Kirchner y la ex titular del ARI lo denunció por corrupción. Ese mismo argumento que pone en duda la idoneidad del juez se puede encontrar en el manual del macrismo para enfrentar periodistas.

Según dijo Carrió, hasta ese momento, su partido tendrá una "de prudencia" frente al jefe de Gobierno porteño. "Estamos teniendo una actitud de prudencia. No estamos del lado de (Aníbal) Ibarra que ya quiere una comisión investigadora", señaló.

Fernando Sánchez, presidente del bloque de la CC en la Legislatura porteña, señaló que su banca "dio garantías a Macri y a (Guillermo) Montenegro para que ejerzan su derecho a defensa". "Hoy es el momento en que la Legislatura debe resolver como se tramita la responsabilidad institucional de estos funcionarios. Si los trascendidos de la causa son ciertos, habría elementos suficientes para iniciar una Comisión Investigadora".

La creación de una Comisión investigadora -antesala del juicio político- está contenida en la Carta Magna de la ciudad y establece que el cuerpo puede impulsarla "sobre cualquier cuestión de interés público" y fija su integración con diputados "respetando la representación de los partidos políticos y alianzas".

Para su conformación, es requisito previo e ineludible la presentación de un proyecto de ley y su posterior aprobación, que necesita de una mayoría simple: al menos 31 votos positivos. Según los cálculos, a priori, la oposición no tendría inconvenientes en formarla ya que cuenta con 34. El PRO suma 26 bancas.

Otro de los argumentos que utiliza Macri para desligarse de las escuchas ilegales es señalar a Néstor Kichner como el cerebro de una persecución. Según consta en los documentos de la estrategia mediática que diseñaron sus publicistas, el ex presidente ya lo hizo con (Francisco) De Narváez o (Enrique) Olivera cuando eran candidatos. Pero Carrió disiente con este aspecto. Para la diputada no son lo mismo las denuncias contra Macri y la acusación que se realizó en su momento contra el dirigente de su partido Enrique Olivera, en la campaña electoral de 2007. "El que (Macri) designó como jefe de policía era un hombre enormemente corrupto como el Fino Palacios y toda la oposición se lo advirtió", subrayó para marcar el contraste.

Dejá tu comentario