12 de marzo 2008 - 00:00

Caselli: "Es un honor ir con Berlusconi"

El afiche que muestra a Esteban Caselli, candidato a senador en Italia, junto a Silvio Berlusconi saturó las calles porteñas. Sus rivales dicen que es apenas un fotomontaje.
El afiche que muestra a Esteban Caselli, candidato a senador en Italia, junto a Silvio Berlusconi saturó las calles porteñas. Sus rivales dicen que es apenas un fotomontaje.
Despues de las elecciones del domingo pasado, parlamentarias en España y municipalesen Francia, les toca ahora a los italianos elegirnuevos senadores el domingo 13 de abril. Entre los votantes, el millón de ítalosudamericanos empadronados aportaran al Parlamento dos senadores y tres diputados. Uno de los que se postula como senador, para representar a Sudamérica, es Esteban «Cacho» Caselli, el candidato de Il Popolo della Libertá, partido que lidera el ex primer ministro y magnate de los medios Silvio Berlusconi.

Periodista: ¿Desde cuándo conoce a Silvio Berlusconi?

Esteban Caselli: Es un honor que Berlusconihaya pensado en mí para que encabece la lista de senadores por el partido Il Popolo della Libertá, para representar a todos los italianos que habitan en Sudamérica ante el Parlamento italiano. Lo conozco desde la época en que estaba en el gobierno de Menem. Lo frecuenté durante los años en que fui embajador ante la Santa Sede. Además, soy muy amigo del Dr. Gianni Letta, una de las personalidades políticas más importantes del círculo de Berlusconi y su principal asesor.

P.: ¿Cómo está conformado el electorado al que tiene que seducir?

E.C.: Hay un millón de ítalo-votantes en América del Sur. De ellos, casi 450.000 están en la Argentina. Con Mar del Plata, Bahía Blanca, la localidad de Lomas de Zamora y Rosario, cada una con cerca de 40.000 empadronados. Además de Capital y Gran Buenos Aires, con 160.000 anotados en el padrón. Las ciudades de San Pablo (Brasil) y Lima, además de países como Uruguay y Venezuela, aportan un importante caudal de votos.

P.: ¿Y sus propuestas de campaña?

E.C.:
Quiero promover la enseñanza de los idiomas español y portugués en las escuelas de Italia, además de un intercambio de estudiantes, investigadores y profesores entre universidades italianas y de Sudamérica. Busco crear el « primo lavoro», un programa por el que los jóvenes ítalo-sudamericanos puedan tener su primer trabajo en Italia o en empresas italianas de América del Sur. Voy a gestionar en Italia un fondo especial de donación para asistir a instituciones de la salud de Sudamérica. También presentaré un proyecto de ley donde haya una pensión graciable para todos los ancianos con necesidades. Y no de 500 euros, que es imposible de prometer para toda Sudamérica, sino algo más alcanzable, del orden de los 150 euros. Y por sobre todo, voy a promover una buena amistad entre el gobierno de Berlusconi y el de cada uno de los países sudamericanos.

Entrevista de Carolina Barros

Dejá tu comentario

Te puede interesar