Cobos denunció que el oficialismo busca "destituirlo"

Política

El vicepresidente Julio Cobos aseguró que las "denuncias penales, descalificativos y marchas" que el oficialismo impulsa en su contra forman parte de un estrategia de "presión y destitución", aunque ratificó que no va a renunciar.

"Las denuncias penales, descalificativos y marchas como se pretenden realizar tienen espíritu de presión y hasta de destitución hacia una figura institucional que es la del vicepresidente", denunció Cobos y comparó su situación con la que -según dijo- atraviesan "algunos periodistas y miembros del Poder Judicial".

En una entrevista concedida al diario El Liberal de Santiago del Estero, el titular del Senado señaló que este tipo de maniobras "no conducen a nada" y pidió un "cambio de actitud" para "reflexionar sobre el país que está esperando la ciudadanía".

"Todas las vías institucionales las admito, en una de ésas soy yo el que está equivocado al actuar con independencia y con dignidad en la función. Si alguien interpreta que este no es el rol del vicepresidente, que tiene que actuar con obediencia debida de todo lo que viene del Poder Ejecutivo, que inicie el proceso institucional que está previsto en la Constitución", volvió a desafiar Cobos, con la idea de un juicio político.

El vicepresidente respondió así a la demanda judicial y el pedido de juicio político que presentó la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y la convocatoria de una movilización al Congreso para exigir su renuncia el próximo jueves, coincidiendo con el Día del Animal.

Además, el radical volvió a pedir a todos los sectores políticos "sentarse a dialogar, a acordar para sacar adelante el país", en lugar de encarar "días complicados innecesariamente".

"Hay situaciones que a veces no se puede decir que sean del Ejecutivo, pero hay un clima en la sociedad, cuando uno ve que se publican afiches aunque sean anónimos y cuando no se reconocen decisiones de la Justicia o se va a los jueces y se los amenaza...En un país republicano hay que respetar la división de poderes", remarcó Cobos.

Y agregó que "si hay una ley que se sanciona y el Ejecutivo no la acepta, la puede vetar" pero criticó que en el caso de la media sanción al impuesto al cheque, el kirchnerismo haya impulsado "denuncias penales y amenazas de todo tipo".

"Me parece que ese no es el camino de la división de poderes y los tres poderes tienen que ir por carriles distintos apuntando todos a generar un Estado previsible, confiable y seguro por el bien de la ciudadanía", resaltó.

A pesar del nuevo escenario de enfrentamiento con el Gobierno, Cobos ratificó que "no tiene derecho a renunciar", porque no "traicionó" los principios para los que fue convocado por el kirchnerismo y dijo que está trabajando para que haya "mayor institucionalidad y acuerdos con consenso" en el Senado.

"Pensamos distinto. Y si uno no tiene la posibilidad de que el Ejecutivo lo convoque para discutir alguna decisión, tampoco se me puede negar a mí la libertad de opinión, porque si no, me sentiría mal no solo como Presidente (del Senado) sino como un ciudadano que estaría vedado", concluyó.

Dejá tu comentario