Conflicto en Aerolíneas: nueva embestida del Gobierno contra los controladores

Política

El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, instó a los controladores aéreos a recuperar la "responsabilidad social" en el cumplimiento de sus tareas y apuntó que un grupo de estos trabajadores realizó "un boicot" y alteró "la prestación del servicio sin ninguna razonabilidad".

"Es lisa y llanamente un boicot, porque alteran la prestación del servicio sin ninguna razonabilidad", dijo el ministro en declaraciones radiales, en las que los exhortó a que "recuperen la responsabilidad social".

El miércoles por la noche, en el marco de este conflicto, los vuelos debieron ser suspendidos tanto en el aeropuerto de Ezeiza como en el aeroparque metropolitano.

"Necesitamos tener un gremio de personal técnico aeronáutico con responsabilidad y que esté a la altura de las necesidades de cualquier país", sostuvo el titular de la cartera de Defensa.

Ante una consulta, Puricelli dijo que "detrás del boicot puede haber intereses de distinta naturaleza, desde cambiar la conducción de la empresa (por Aerolíneas) hasta llevarla a querer privatizarla".

Según explicó el funcionario, el miércoles los controladores que debían ingresar a las 18 "dijeron que no se encontraban en condiciones anímicas de prestar el servicio, lo que determinó que tuviéramos que prestar el servicio con los que venían del turno anterior, pero no más allá de 2 horas de acuerdo a las normas reglamentarias".

Finalmente, "el centro de control debió cerrar hasta que 3 controladores se hicieron cargo del servicio, después de ser revisados y darles el apto físico, junto a otros controladores que se hicieron presentes y el servicio quedó reestablecido".

Por último, dijo que ayer se presentó una denuncia, ya que "quien atenta contra un servicio público esencial es pasible de ser objeto de un proceso penal".

Dejá tu comentario