Cristina anunció una suba de 25,9% en la Asignación Universal por Hijo

Política

En un acto por cadena nacional, la presidente Cristina de Kirchner anunció este miércoles que se elevará de $ 270 a $ 340 pesos la Asignación Universal por Hijo (AUH), lo que equivalente a una mejora de 25,9%. Además advirtió que esa suba no debe trasladarse a los precios de las góndolas. "Los que aumentan los precios son los empresarios, no el Gobierno", dijo en el Salón de la Mujeres del Bicentenario.

Durante el acto, la jefa de Estado dijo que este aumento implicará una suba en las transferencias estatales para los recursos asistenciales de $ 5.200 millones para llevar el total a $ 29.360 millones por año. Asimismo, indicó que esta mejora significará, en conjunto, un desembolso equivalente a casi el 2% del PBI, "entre el 1,7 y el 1,8", señaló.

El aumento de las AUH es similar a la inflación estimada por las consultoras privadas y la acción gubernamental tiende a dinamizar el consumo. En ese sentido, Cristina reclamó a los supermercados no incrementar los precios ante esta medida.

"Le vamos a pedir a todos los supermercados y formadores de precios que habida cuenta que han cerrado todos los convenios colectivos, que no aumenten los productos básicos", advirtió la presidenta en la Casa Rosada.

La mandataria se quejó de que cada vez que se anuncia un aumento en las asignaciones también suben los precios de los artículos básicos y pidió en este sentido la colaboración de "todos los argentinos" para ayudar al Estado a prevenir "maniobras" especulativas.

Cristina dijo que el Gobierno espera beneficiar a más de 6,5 millones de niños y menores de 18 años con sus programas de asignaciones sociales, aunque reconoció que se trata de un "sistema imperfecto" el que se implementaba para la distribución de los beneficios estatales.

Por ese motivo, el Ejecutivo nacional se propuso mejorarlo, en busca de ser "un poco más justos y más equitativos", sostuvo la Presidenta, cubriendo incluso una franja de trabajadores con sueldos de entre $ 5.200 y $ 7.000 que no recibe "ningún tipo de transferencia del Estado", ya sea directa -mediante asignaciones- o indirecta, con subsidios, creando una "cuarta categoría" cuyos detalles explicará la ANSeS el jueves.

Entonces, se establece un nuevo tope para percibir las Asignaciones Familiares, en donde la suma de los ingresos del padre y la madre no podrán superar los $14.000. Se crea un nuevo rango para quienes no percibían asignaciones ni podían deducir impuestos de ganancias.

Quienes antes no percibían Asignaciones Familiares ni podían deducir del Impuesto a las Ganancias, ahora estarán cubiertos. Todos los grupos familiares del país recibirán un beneficio por hijo, ya sea recibiendo la asignación familiar o deduciendo del impuesto a las ganancias. Aquellos grupos familiares que perciban haberes brutos superiores a los $14.000, pueden deducir hasta $7200 anuales por hijo.

Participó también del anuncio, el Director Ejecutivo de ANSES, Diego Bossio, entre otras autoridades nacionales. "La Asignación Universal por Hijo es el Programa de transferencia de recursos condicional más importante e inclusivo de América Latina. Con estas medidas, se logra la universalización de la Seguridad Social, lo que demuestra a un Estado presente, que brinda beneficios para los hogares con menos ingresos", manifestó el funcionario.

Además, agregó: "de esta manera, se eliminan inequidades regresivas del sistema, posibilitando que el Estado proteja a todos los trabajadores argentinos y tornando más progresiva a las asignaciones familiares". Este jueves a las 11 hs Bossio brindará una conferencia de prensa donde dará detalles sobre el anuncio.

Dejá tu comentario