Cristina: "Mi único interés es que todo lo que hicimos no se pierda"

Política

La Presidente Cristina de Kirchner aseguró que una vez abandonada la presidencia su " mi único interés es que todo lo que hicimos no se pierda", al tiempo que realizó una férrea defensa del Estado, al asegurar que "siempre es necesario, y cuando está conducido desde los intereses nacioanles, nunca va a ser para perjudicar a los empresarios".


Al encabezar una reunión con los gobernadores de las provincias en el Hotel Alvear de la ciudad de Buenos Aires, sostuvo que "rl Estado en su rol de reparador y sostenedor de empresas y de trabajo" es "algo fundamental", subrayó la mandataria, en tanto que destacó que gracias a "una política de transporte, de energía, de industrialización, de empleo y de consumo se ha ido conformando la posibilidad de que Argentina tenga este cuadro de crecimiento".

En este sentido, se refrió al desarrollo de YPF, a la que calificó como "una de las 2.000 empresas mas importantes del mundo".

A pocos días de las elecciones, la mandataria apuntó contra las posturas del "libre comercio o el mercado todo lo resuelve", al o que calificó como "antiguo", y resaltó que "la articulación entre Estado y mercado es indispensable", especialmente en lo que refiere a YPF y la producción de hidrocarburos.

La jefa de Estado se pronunció así al compartir con Scioli y los gobernadores de las provincias petroleras un acto en el Hotel Alvear para la firma del acta compromiso con los mandatarios de las provincias productoras de hidrocarburos para implementar a partir del primero de enero un nuevo programa de estímulo a la producción de gas.

El compromiso suscripto por el candidato a priesidente por el FpV con los diez mandatarios de las provincias hidrocarburíferas contempla la implementación de un nuevo programa de estímulo a la producción de gas por el cual se abonarán 5 dólares más por cada millón de BTU generado de manera excedente, respecto al precio que se pagaba a boca de pozo en 2014.

En ese sentido, Scioli dijo que "hoy es necesario dar previsibilidad, certidumbre, confianza, alentar las inversiones que impactan en muchos rubros de la economía y de la cadena de valor de la industria del petróleo", y resaltó que el nuevo programa que aplicará en caso de ser electo tiene "un profundo sentido federal porque hay incentivos que luego se distribuyen con mayor regalías a las provincias".

El entendimiento también propone conformar una mesa sectorial con la participación de las provincias productoras, las empresas, los sindicatos y el Estado nacional para acordar las medidas necesarias que permitan alcanzar mejoras en la productividad y afrontar exitosamente la nueva coyuntura internacional.

Scioli también ratificó en el documento de esta tarde el compromiso que adquirió el 8 de septiembre pasado en la provincia de Neuquén con los gobernadores de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) para "la expansión de la producción de petróleo a la que el estado seguirá asistiendo hasta que se superen las dificultades de la coyuntura internacional" en el camino de cumplir el objetivo del autoabastecimiento en materia energética.

Tras abogar por "una presencia del Estado que termine siendo beneficiosa para todos", la Presidente remarcó que "este compromiso que asume hoy Daniel es un compromiso con el futuro", y señaló que el Estado "ha tomado el comando" de actividades relacionadas con la Energía y que Argentina no quiere reprimarizar sus importaciones sino agregarles valor.

La mandataria subrayó que gracias a "una política de transporte, de energía, de industrialización, de empleo y de consumo se ha ido conformando la posibilidad de que Argentina tenga este cuadro de crecimiento".

En este sentido, se refirió al desarrollo de YPF, a la que calificó como "una de las 2.000 empresas más importantes del mundo".

La jefa de Estado sostuvo que la "recuperación de YPF" se dio "cuando comenzamos a tener déficit energético, no fue una decisión tomada a locas ni de carácter dogmático", y dijo que "fue una decisión basada en la necesitad de recuperar el control de un instrumento, el energético que ningún país pone en manos del mercado".

"Los que nos acusan de dogmáticos, están mucho más ideologizados que nosotros pidiendo el libre mercado", dijo en un pasaje de su discurso la mandataria al referirse a las críticas del empresariado sobre la intervención del Estado en la economía.

Cristina refirió que, a pesar de la caída del precio del petróleo, el gobierno nacional continúa pagando por encima del promedio internacional y explicó que la intervención pública "siempre es desde los intereses nacionales", tras lo cual detalló que actualmente se les paga a los empresarios "más que el precio internacional".

"Muchas veces se quejan de que el Estado interviene pero no escucho que se quejen en este caso" y señaló que "hay empresarios que devinieron en candidatos opositores, que cuando hablaban como empresarios tenía había una clara inclinación contraria al gobierno".

"No es criticable ser opositor al gobierno, el problema es que los opositores se disfrazan de libremercadistas y no explican que están alineados con otros sectores políticos", concluyó.

La primera mandataria sostuvo además que "es imposible vivir en un país sin crédito" y agregó que "algunos que hablan de vivir en un país serio o normal dicen que el acceso al crédito sería una maniobra electoral y pareciera que quieren crédito solamente para ellos, cuando lo serio o lo normal es que crédito debe existir y ser accesible para todos los sectores de la vida ciudadana".

En el final de su discurso, y en clave electoral, Cristina aseguró que la fuerza política que llegó al gobierno el 25 de mayo de 2003 "no puede detenerse, porque el país no puede detenerse, y menos con propuestas que sólo miran con la nuca" a la Argentina.

"Mi único interés es que todo lo que hicimos no se pierda, que Argentina siga creciendo, que los trabajadores sigan teniendo trabajo y paritarias todos los años, los jubilados su movilidad, que puedan viajar y crédito para poder comprar", subrayó.

Del encuentro participaron los gobernadores Martín Buzzi (Chubut), Oscar Jorge (La Pampa), Francisco Pérez (Mendoza), Jorge Sapag (Neuquén) y Alberto Weretilneck (Río Negro).

Acompañaron a Cristina durante el acto, además de Scioli que la precedió en la palabra, el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el jefe de gabinete, Aníbal Fernández; el secretario General de la Presidencia, Eduardo "Wado" de Pedro; los ministros de Economía, Axel Kicillof; de Planificación, Julio De Vido; y de Industria, Débora Giorgi; y el CEO de YPF, Miguel Galluccio.

• Teleconferencia con Putin

La Presidente y su par de Rusia, Vladimir Putin, se comunicarán este miércoles por videoconferencia para conmemorar el aniversario número 130 del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre la Argentina y ese país europeo.

El contacto entre la mandataria, quien estará en la Casa Rosada, y Putin se realizará a las 12.00 (serán las 18.00 en Moscú) para celebrar la puesta en marcha de las relaciones entre los dos países, acontecida en 1885.

La actividad fue informada por la cadena de televisión rusa RT, que poco tiempo atrás se sumó a la grilla de señales de la TDA (Televisión Digital Argentina) como parte de un acuerdo entre ambos gobiernos, y luego confirmada por fuentes de la Casa Rosada.

"Esta iniciativa forma parte de los actos para conmemorar el aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Rusia y Argentina", anunció a RT Dmitri Peskov, vocero de Putin.

Ambos países vienen desarrollando en los últimos años una profundización de su relación bilateral, concretada con periódicas visitas de Cristina Kirchner a Rusia y de Putin a la Argentina.

En el marco de esas visitas se firmaron varios acuerdos de cooperación, especialmente en materia energética, que incluyeron la creación de una central nuclear en la Argentina, en el marco de lo que llamaron una "asociación estratégica global".

Dejá tu comentario